El desperdicio de alimentos es un problema global en ascenso. Sabemos que una de las principales causas deriva de una cadena de suministros ineficiente, aunado a que en los países en desarrollo el desperdicio se da en las etapas de producción, manipulación y almacenamiento, mientras que en las naciones desarrolladas los causantes del problema son, en gran parte, los consumidores finales por la falta de conservación y compra excesiva de alimentos.

Pero, ¿qué se está haciendo actualmente en términos de innovación y tecnología?

No todo está perdido. Hay quienes están innovando y desarrollando tecnologías que, si bien por sí solas no pueden erradicar el problema, en conjunto son una excelente forma para disminuirlo.

Te presentamos algunas de ellas:

 

Ovie

Actualmente existe un refrigerador que cuenta con un dispositivo inteligente que da aviso sobre el estado de los alimentos. El nombre de esta importante innovación es Ovie y funciona a través de un sistema de luces LED usando un botón bluetooth brindando información al cliente sobre la frescura de los alimentos.

Los creadores de Ovie entendieron que los refrigeradores inteligentes no son asequibles para la mayoría de la gente y entonces crearon las etiquetas inteligentes por un precio inicial de 90 dlls.

 

FridgeCam

Otra innovación de alto impacto es la FridgeCam, una cámara inalámbrica que cabe en el refrigerador y permite a los usuarios ver qué hay dentro de su refri desde su aplicación, además de contar con un rastreador de fecha de caducidad.

 

Olio

Otra innovación que no podemos dejar pasar es Olio, una aplicación creada por Tessa Cook en donde se crea una red de vecinos para intercambiar o vender el excedente de comida que tenga cada quien.

 

The Small Robot Company

La startup británica The Small Robot Company ha innovado combinando robótica e IA brindando un modelo de precisión, permitiendo al granjero obtener información detallada sobre su propio terreno como un mapa en donde se muestran las mejores zonas para cultivar, para dejar la tierra barbecho, así como qué plantas sembrar dónde y cuándo. Lo que logra reducir significativamente la cantidad de químicos y el uso de energía hasta de un 90%.

También se han desarrollado innovaciones en el traslado de los productos alimenticios, como sensores para monitorear el estado de la fruta mientras se traslada desde la finca hasta la tienda, proporcionando información sobre la temperatura en el contenedor la cual influencia gravemente en la maduración del alimento.

 

Ebeam Technologies

En la cadena de suministros esta Ebeam Technlogies la tecnología que utiliza rayos electrónicos para desinfectar cultivos y alimentos secos sin reducir las cualidades esenciales de los alimentos.

 

Cargill

Otro gran ejemplo es Cargill, el gigante alimentario que hace uso de la tecnología blockchain para ayudar a rastrear sus pavos desde la granja hasta el mercado. Como consumidores nos permite enviar un SMS con el código de etiqueta con el que cuenta el pavo para poder saber de dónde viene.

 

El mejorar los procesos de producción y los procesos de consumo tiene un gran impacto en la humanidad y el medio ambiente. Sabemos que el trayecto para que estas tecnologías funcionen en su máxima capacidad aún es largo, pero poder conocer la esencia de su innovación nos resulta fascinante.

Se estima que con reducir en un 25% los desperdicios se podría alimentar a todas las personas que sufren de desnutrición en el mundo.

Después de leer este artículo, ¿pensaste en alguna innovación para el desperdicio de alimentos ya sea en la etapa de producción o de consumo?

Pin It on Pinterest