Por: Gilberto Cepeda / Facebook: @Chairez Aarón

Imagina un robot logrando lo que ni el empleado del mes hace: trabajar 24 horas, sin seguro social ni prestaciones, sin sueldo, cubriendo horas extra, demandas y todas esas emociones y necesidades que nos hacen ser tan humanos y al mismo tiempo tan imperfectos. La tecnología ha venido destruyendo empleos desde la época de la revolución industrial; día con día nos damos cuenta de cómo se van desplazando industrias que requerían hasta 140,000 empleados, en el caso de Kodak, y que son reemplazadas por pequeños negocios de apenas 13 empleados. Estamos hablando del caso de Instagram, que logró anticipar las tendencias en la fotografía digital y sorprendernos con los elementos incorporados al entrar de forma intuitiva en las necesidades del público.

Andrés Openheimer, periodista, escritor y columnista lleva a sus aficionados lectores a una travesía por el mundo y adelantándose a las tendencias. Oppenheimer nos narra el futuro de los profesionistas y el sector laboral en la era de la automatización.

Abogados, contadores, médicos, banqueros, ejecutivos de empresas, periodistas y muchos otros oficios, corren el riesgo de desaparecer en las próximas décadas y con ello, muchas fuentes de empleo serán sustituidas por otras. Esto no sorprende si recordamos los años 1850, cuando el 60% del trabajo se concentraba en la agricultura y ya para la década de 1970 cayó a menos del 5% a pesar de que la población mundial se había triplicado. Esto nos conduce a plantear las siguientes preguntas: ¿cuánta gente perderá su empleo por la creciente automatización del futuro inmediato?, ¿cuál es la realidad que se vive en México a razón de la automatización?, ¿cómo debemos prepararnos para la ola de automatización laboral que se viene en mayor o menor medida en todo el mundo?

El informe Índice de preparación para la automatización: ¿quién está listo para la próxima ola de innovación?, publicado por la Unidad de Inteligencia de The Economist revela que Corea del Sur, Alemania y Singapur son las naciones más preparadas para el cambio, México se encuentra en el antepenúltimo lugar, sólo por arriba de Vietnam e Indonesia. El estudio señala que estos países en desarrollo no han implementado acciones efectivas que los preparen para los desafíos de la automatización basada en la inteligencia artificial y la robótica. (Forbes, 2019).

Openheimer nos deja con una reflexión que, aunque escalofriante, es completamente cierta: “Si tu trabajo puede explicarse fácilmente, puede automatizarse, si no, no”. En efecto, los algoritmos y los robots son mejores que los humanos en hacer tareas repetitivas y previsibles. (Oppenheimer, 2018)

Bibliografía
Forbes. (19 de Marzo de 2019). Forbes. Obtenido de Forbes México: https://www.forbes.com.mx/
Oppenheimer, A. (Agosto de 2018).

Pin It on Pinterest