“De una idea, a poder evitar el contagio de millones de personas por clamidia”

Innovadores menores de 35 LATAM es un reconocimiento de MIT Technology Review en español que busca a los 35 jóvenes más destacados en tecnología, innovación y emprendimiento de Latinoamérica. Por tercera ocasión en 4 años, un proyecto de iLab logra obtener dicho galardón. En su edición 2018, premia a jóvenes emprendedores que crearon Liza, un dispositivo que ayudará a mejorar la salud sexual de la población.

El abordar uno de los temas que más preocupan al mundo como lo son las enfermedades de transmisión sexual fue un paso acertado para Ishtar Rizzo, co-fundadora de dicha startup, junto con Chrystian Zornoza y Eduardo Lozano, pues cada año se contagian de clamidia alrededor de 135 millones de personas en el mundo, la cual la mayoría de las veces cursa de manera asintomática, y puede llegar a causar infertilidad.

Este desafío tomó meses de investigación, trabajo en equipo y estudios, utilizando métodos  y soluciones novedosas que presentaron oportunidades únicas para el emprendimiento y el desarrollo de la startup Liza, una prueba rápida para detectar Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Liza brinda un diagnóstico por medio de la orina de manera privada en la comodidad de tu casa, a diferencia de los métodos actuales que son invasivos y dolorosos.  

La metodología y herramientas adquiridas en iLab permiten a los jóvenes desarrollar y potencializar cualquier idea de alto impacto. A través de distintas herramientas se muestra cómo identificar el problema para resolverlo de una forma innovadora y creativa, implementando una solución tecnológica, con la construcción de un prototipo, no menos importante un plan de negocio y monetización, así como planes de contingencia, estrategias de marketing y posicionamiento de marca.

Es así como a la par, Ishtar y su equipo crearon Lab-U, un laboratorio en línea que da el primer servicio personal para conocer tu salud sexual desde casa. Lab-U busca mitigar simultáneamente la propagación de las ETS, al tiempo que abordan y resuelven sus efectos negativos.

“iLab te ofrece herramientas para crear y desarrollar tu idea, desde la investigación hasta la creación del prototipo te van asesorando, así también te impulsa a romper con esas barreras mentales que solemos ponernos nosotros mismos, alentándonos a contactar y trabajar con expertos, mentes creativas y soñadores como nosotros, en grupos multidisciplinarios, adquiriendo así habilidades en otras áreas que no conocíamos” comenta Ishtar.

Por su parte, para Eduardo la metodología de iLab está actualizada, las nuevas ideas de negocio que revolucionan el mundo se realizan con metodologías prácticamente iguales en Silicon Valley, donde en un periodo corto validas el potencial de tu idea, construyes un mínimo producto viable, aprendes y ajustas las necesidades de las personas: la finalidad de realizar esto es crear soluciones que resuelven un problema en el día a día de las personas y comprobar que están dispuestos a pagar por ello.

“iLab tiene una metodología apegada a Lean Startup que ha sido calibrada a las necesidades particulares de sus participantes a lo largo de sus 19 generaciones” -asegura Chrystian.

Cuando hablamos de innovaciones con impacto positivo, nos referimos a proyectos como los que se desarrollan en el programa ThinkCamp en iLab, el cual les permitió a Ishtar, Chrystian y Lalo dar una solución tecnológica a un problema global, que pretende contribuir a mejorar la salud sexual no solo de nuestra comunidad, sino alrededor del mundo para la atención médica universal.

Pin It on Pinterest