Se acerca el Buen Fin y con él aumentarán el número de transacciones a realizarse a través de los portales de internet. Por ello, debemos estar prevenidos con ciertas medidas de seguridad que protejan nuestras compras en línea.

Para nuestra buena suerte, Visa y MasterCard desarrollaron un protocolo de seguridad llamado 3D Secure (3 Domain Secure) cuyo objetivo es prevenir el fraude en las transacciones online hechas con tarjetas de crédito o débito. 

Este proceso de autenticación consta de 3 partes:

• El ecommerce que vende el producto o servicio.
• El banco del usuario que está haciendo la compra.
• Y el emisor de la tarjeta (como Visa o MasterCard).

¿Cómo funciona?
La transacción y la identidad del cliente son verificadas mediante un sistema que utiliza una enorme cantidad de información para determinar si un pago es fraudulento o no, al tiempo que mantiene la experiencia de pago lo más fluida posible.
Esta información incluye datos relacionados con el histórico de compras del cliente, que pueden ayudar a verificar su identidad (tales como el dispositivo que usan, sus patrones de compra, etcétera). Cuanta más información se transmite, más segura es la identificación.

En caso de que se detecte como una actividad fraudulenta, es probable que se solicite al comprador verificar su identidad a través de un código vía SMS.

Si bien el hecho de generar un paso extra de autenticación al momento de realizar una compra puede representar una pérdida si el usuario decide abandonar el carrito, las ventajas que se tienen tanto para el comprador como para el establecimiento son mucho mayores.

Así es que la próxima vez que decidas comprar algo en nuestra tienda en línea, no desesperes. Un paso más puede hacer la diferencia entre una compra segura y un fraude.

Pin It on Pinterest