Arranca el programa “Maestros que dejan huella” para seguir transformando México 

Este programa busca que los profesores se apoyen en los recursos de innovación e impacto social de iLab para impulsar a sus alumnos a crear una solución que impacte sus comunidades. Participan profesores de toda la República Mexicana.

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Ago 14, 2023

En el tejido de la sociedad, los profesores son las chispas que encienden la llama del conocimiento y la inspiración. 

A lo largo de la historia, ejemplos como Sócrates, cuyas enseñanzas han moldeado las mentes de generaciones a lo largo de siglos o Malala Yousafzai, una educadora incansable a favor del derecho a la educación de las mujeres, que desafió las adversidades y se convirtió en un faro de esperanza mundial, demuestran que son ellos los que siembran la semilla. En un mundo en constante evolución, su papel es más vital que nunca. 

En este panorama, arranca “Maestros que Dejan Huella”, un programa lanzado por  iLab, el cual honra la labor docente y reconoce la pasión y dedicación de los profesores universitarios que encaminan a sus alumnos hacia un futuro más brillante. 

“Maestros que dejan huella” es un programa busca que los profesores se apoyen en los recursos de innovación e impacto social de iLab para impulsar a sus alumnos a que se conviertan en verdaderos observadores de los problemas que aquejan a la sociedad y desarrollen una solución que involucre a la comunidad y mejore su calidad de vida.

Ya sea un proyecto que busque mantener limpio el río de la comunidad de manera permanente y constante a través del tiempo o una solución que tenga como objetivo empoderar a los adultos mayores volviendo a hacerlos productivos, a través de capacitación en metodologías de innovación e impacto social, herramientas, material didáctico y sesiones de retroalimentación, iLab está empoderando a los profesores para que guíen a sus estudiantes en la creación de soluciones de impacto positivo.

 

“Es un enorme gusto y placer recomendar la metodología de iLab, porque es muy sencilla en su aplicación, pero sumamente profunda en cuanto a la manera en la que permite desarrollar el proyecto. Además, permitirá que no solo el docente y el alumno se vean beneficiados, sino también la comunidad. Está alineado con las directrices de la ONU, las cuales apuntan a que la innovación y creatividad deben ser utilizados para la resolución de los problemas actuales. ¡Felicito a iLab por esta enorme idea de capacitar a los profesores!”

 

Mayli del Refugio, profesora de la Universidad Del Valle de México. 

 

Este viaje comenzó el 27 de junio. Desde entonces, iLab ha sembrado semillas de conocimiento, nutriéndolas con sesiones de capacitación y consejos expertos para que los profesores puedan aprender a apoyar a sus alumnos en el proceso.

Los profesores tienen hasta el 4 de septiembre para registrar sus proyectos y comenzar a dar forma a las soluciones que transformarán sus comunidades. Para noviembre, las evidencias cosechadas durante esta travesía serán presentadas.

Del 4 al 5 de diciembre, un comité de especialistas evaluará y seleccionará los mejores proyectos, los cuales se harán acreedores a un incentivo económico en efectivo de 50,000 MXN, y el 22 de enero de 2023, habrá una premiación virtual en la que se reconocerá a los mejores proyectos, y en la que participarán varios patrocinadores del programa. 

Desde el lanzamiento, 155 profesores de 69 ciudades han tomado el timón manteniéndose activos en las sesiones previas al inicio del programa. 52% de ellos son mujeres y 48% hombres, todos unidos por la misión de inspirar y marcar la diferencia. Estos educadores, en la etapa vibrante de sus vidas entre los 30 y 49 años, aportan una combinación única de experiencia y frescura a este viaje de transformación.

 

“Me ilusiona mucho pensar que a partir de este proyecto se pueda generar un cambio en la comunidad en donde se ubica la universidad, y donde los alumnos viven y conviven con otros. Algunos de ellos vienen de otras comunidades que no son cercanas a la capital de Hidalgo, así que también es una buena idea que aprendan de este proyecto para que lo puedan replicar en los lugares de donde ellos son originarios. Muchas gracias por este enriquecimiento que ha significado la capacitación, por integrarnos a maestros de tan diversos lugares y tan diversas necesidades, en un proyecto que aportará mucho valor a nosotros en nuestras instituciones pero también en nuestras comunidades”

Paulina Colmenero, profesora del Centro Universitario Hidalguense 

 

La dedicación y el afán de superación destacan entre los profesores, ya que 51% de ellos posee una maestría, demostrando su firme compromiso con la excelencia y la constante búsqueda de conocimiento para elevar su impacto más allá de las aulas.

Desde los rincones más remotos hasta los centros urbanos, estos profesores dejan su huella en comunidades diversas. El 11% reside en áreas rurales y 89% encuentra su hogar en entornos urbanos.

El tejido de educadores abarca un variado espectro de instituciones, con un 60% proveniente de universidades privadas como la Universidad del Valle de México, la Universidad La Salle o el CIDE, un 32% de universidades públicas como la UNAM y la UAM y un 8% que comparte su valioso conocimiento en ambas esferas.

Cada profesor registrado atiende a una comunidad de entre 31 y 100 alumnos cada semestre, creando vínculos profundos y guiando a estas mentes jóvenes hacia un futuro lleno de promesas y oportunidades. 

 

“Agradezco este tipo de programas porque permiten a los alumnos desenvolverse en un ambiente diferente al salón de clases, y les permite poder conectarse con el entorno con el que más adelante tendrán que interactuar. Además de que conocerán diferentes herramientas y personas a las que dentro de nuestra escuela no tendrían acceso. Será un reto para ellos y una gran experiencia para el profesor y el alumno”

Ana Conceza Peralta Araiza, docente de la Universidad de Colima.

 

“Les doy un agradecimiento por la oportunidad de esta convocatoria de ‘Maestros que dejan huella’ que nos ayudará a desarrollar diferentes proyectos que puedan traer soluciones a problemáticas que se viven en la sociedad. Estoy muy agradecido de las capacitaciones, son muy enriquecedoras”

Esaú Girón López, docente de la Universidad de Querétaro 

 

Estas son otras cifras inspiradoras que reflejan la pasión de los profesores:

 

  • Un 58% se inscribió para desarrollar proyectos que impacten positivamente en la comunidad y dejar un legado positivo para las futuras generaciones.

 

  • Un 20% se unió para capacitarse en metodologías de innovación e impacto social.

 

  • Otro 20% busca activar a sus alumnos para crear soluciones distintas y creativas.

 

Los profesores son los arquitectos del cambio social, y “Maestros que Dejan Huella” es una herramienta para construir un mundo más brillante y trabajar en un legado que iluminará el camino para las generaciones venideras.

 

 

Noticias recientes
Gorriones, un proyecto de dos profesores excepcionales que busca combatir la desnutrición de la sierra de San Luis Potosí a través de la recolección segura de hongos e insectos 

Gorriones, un proyecto de dos profesores excepcionales que busca combatir la desnutrición de la sierra de San Luis Potosí a través de la recolección segura de hongos e insectos 

Alejandro, Andrea y su equipo de alumnos buscan cambiar la realidad de varias comunidades de la sierra a través de una plataforma que les permite recolectar especies comestibles de hongos, insectos y plantas, y así combatir la desnutrición. El proyecto es parte de la iniciativa “Maestros que dejan huella”.