Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Mar 11, 2022

Blockchain y bitcoin: qué son y cómo están transformando el futuro de las transacciones humanas

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Mar 11, 2022

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.

En 2008, el año de una de las crisis económicas más importantes de la historia moderna a nivel mundial, surgió una revolucionaria forma de intercambiar bienes y servicios, en la que se dejaba afuera a los bancos, y en general, a cualquier intermediario: el bitcoin.

A esta forma de intercambio se le llamó criptomoneda –esencialmente dinero virtual–, y fue creado gracias al uso de una tecnología a la que se le denominó blockchain.

Hoy, casi 15 años después, tanto blockchain y el bitcoin han dado un giro en su uso original y se han convertido en dos elementos tecnológicos que están cambiando el futuro.

 

Bitcoin: qué es y cuáles son sus orígenes

Cuando surgió, en 2008, un comunicado se hizo público, firmado por un tal Satoshi Nakamoto, el cual explicaba que el bitcoin era una moneda digital que se basaba en un software abierto, es decir, que cualquiera podía colaborar para su crecimiento.

Nadie sabe quién es verdaderamente Satoshi Nakamoto. Podría ser un grupo de desarrolladores, algún gobierno, alguna asociación o una sola persona. Hasta ahora, su identidad está bajo un velo de misterio y de hecho, tiene varios años que este misterioso personaje no da señales de vida.

Sin embargo, la semilla estaría creada y a partir de entonces, el bitcoin ha visto crecer su uso, se ha valuado cada vez más y se ha convertido no solo en una forma de pago sino incluso en una manera de conservar el valor del dinero en el tiempo.

 

¿Qué es un bitcoin?

Tanto esta como las otras miles de criptomonedas han surgido a partir de ese momento son, esencialmente, dinero virtual. Su uso evita la necesidad de un intermediario como lo es un banco tradicional, por lo que se pueden transferir entre personas.

No existen en el plano físico aunque se les denomine “monedas”, por lo que en el sentido estricto, no lo son. No son emitidas por ninguna entidad central como sí sucede con las monedas tradicionales, las cuales son impresas por el banco central de cualquier país.

Se usan para pagar bienes y servicios, y es célebre el caso del par de pizzas grandes por las cuales un usuario de bitcoin, Laszlo Hanyecz, pagó 10 mil bitcoins en 2010. En ese momento, esa cantidad representaba 41 dólares. Sin embargo, a lo largo del año Hanyecz siguió gastando bitcoins en pizza, por lo que al día de hoy, habría gastado más de tres mil 900 millones de dólares en bitcoins.

A partir de ese 22 de mayo se celebra el Bitcoin pizza day. 

Bitcoin fue la primera criptomoneda, pero a lo largo de los años nacieron no cientos, sino miles de monedas virtuales, las cuales se denominan altcoins, como Etherium, Ripple y Litecoin.

 

Roobet: caso de uso de bitcoin hoy

Actualmente hay incluso casinos bitcoin modernos, como RooBet, el cual es un casino en línea que se enfoca principalmente en juegos que tienen la particularidad de poder convertirse en adictivos y que utiliza criptomonedas y tecnología blockchain.

En particular, el juego viral de RooBet, ‘Crash’, se ha abierto camino en plataformas sociales como TikTok y Twitch, destacando su potencial para generar tan buenos resultados como para aumentar la adrenalina de los jugadores.

Con un proceso de registro fácil, un diseño móvil simple y un aumento en la popularidad de las criptomonedas, RooBet ha acumulado rápidamente una gran cantidad de seguidores en línea y ha facilitado casi mil millones de apuestas.

Como el sitio no tiene un límite de edad requerido, los jugadores de todas las edades pueden participar en diferentes juegos y jugar con y sin dinero.

 

Blockchain: una tecnología que llegó para revolucionar las transacciones

 

Pero el bitcoin no podría existir sin el blockchain. El blockchain y bitcoin son términos inseparables cuando se quiere explicar el segundo, pero no cuando se habla del primero, ya que el blockchain ha encontrado numerosos usos alejados de las criptomonedas.

Esta es una tecnología que funciona a través de una cadena de bloques de información que permite realizar transacciones entre pares, con la seguridad de que estas serán infranqueables. Es una técnica que ya existía desde los noventa. Sin embargo, esta fue popularizada por Satoshi Nakamoto al crear el bitcoin. A través de varios elementos, el blockchain mantiene segura la información de cada bloque y, en consecuencia, de toda la cadena.

 

“Básicamente, la tecnología existe como una base de datos compartida llena de entradas que deben ser confirmadas por redes peer-to-peer y encriptadas. Es útil imaginarlo como un documento de Google compartido fuertemente encriptado y verificado, en el que cada entrada en la hoja depende de una relación lógica con todos sus predecesores, y todos en la red están de acuerdo”, explica un texto al respecto de Business Insider.

 

A partir de entonces, el blockchain empezó a encontrar cada vez más usos que rebasan su mera utilización en el campo de las criptomonedas. Incluso algunos expertos señalan que esta tecnología pronto estará detrás de las transacciones de datos en todas las industrias.

 

Blockchain: caso de uso en contratos inteligentes

BurstIQ es una empresa que está transformando la industria de la salud a través del poder de la tecnología blockchain. Trabaja actualmente con aseguradoras, agencias gubernamentales y otros socios para ayudarlas a intercambiar datos de los pacientes de manera segura. Les ofrece a estas entidades la posibilidad de celebrar ‘contratos inteligentes’.

Los contratos inteligentes son como los contratos regulares, excepto que sus reglas se aplican en tiempo real en una cadena de bloques. Esto elimina al intermediario y agrega niveles de responsabilidad para todas las partes involucradas de una manera que no es posible con los acuerdos tradicionales.

Los contratos de cadena de bloques de big data de BurstIQ ayudan a pacientes y médicos a transferir de forma segura información médica confidencial. Además de que establecen los parámetros de qué datos se pueden compartir e incluso muestran detalles de planes de salud personalizados para cada paciente.

Si quieres implementar de manera creativa esta tecnología, te invitamos a jugar Reinvention iLab, con el cual podrás desenmarañar tus ideas y crear una solución innovadora y que pueda llevarse acabo en el mundo real. ¡Empieza a jugar! Da clic aquí.