¿Cuál es la razón para crear inventos?

 

Históricamente la necesidad ha sido la madre de la invención; es decir, las grandes mentes lograron crear soluciones para problemas que parecerían imposibles de resolver y con ellas consiguieron mejorar la vida.

 

Los grandes inventos, las grandes necesidades

 

La categoría de “gran invento” llega con el tiempo y depende de varios aspectos; estos son, el problema que soluciona, el número de personas a las que impacta positivamente y su trascendencia en la materia.

Pensemos en uno de los varios inventos de Edison, por ejemplo la bombilla incandescente. Si vemos la historia de forma lineal podemos suponer que, además de lograr controlar la electricidad, otra razón que lo motivó fue encontrar una alternativa a la iluminación de las bombillas de queroseno. También podemos suponer que era una forma de demostrar superioridad sobre los grandes productores de ese combustible que se habían hecho millonarios a costa de toda la población o simplemente podemos pensar que Edison estaba obsesionado con dominar las energías como la electricidad, el vapor y la acústica, lo que lo impulsó a realizar todos sus inventos.

Más allá de las razones personales o banales, no se puede negar que esta bombilla incandescente, impactó a millones y millones de personas, transformó las ciudades, empujó la revolución industrial y llevó al mundo a la modernidad que hasta el día de hoy disfrutamos.

 

Con iLab busca los problemas de la vida y resuélvelos.

 

Se pensaría que en esta época todas las necesidades humanas están cubiertas y que por tanto no hay más por investigar, pero afortunadamente existen mentes inquietas que siguen cuestionando lo que hay y siguen buscando nuevas ideas. En los últimos años hemos visto una tendencia por innovar que crece aceleradamente, de hecho se puede decir que hay más inventos útiles en estos últimos años que los que hubo en todo el siglo pasado. La clave de su éxito es sin duda que resuelven una necesidad importante.

El hub de iLab es el lugar donde reunimos a varios apasionados de la innovación para enseñarte a ser un diseñador de soluciones con una metodología desarrollada en conjunto con el Trust Center for Entrepreneurship del MIT.

Lo primero que lograrás con esta metodología será identificar problemas, posteriormente podrás resolverlos por medio de la tecnología, siempre con las premisas de que este problema sea global, que la solución impacte positivamente a millones de personas, que sea viable y sobre todo que sea rentable. De esta forma, al terminar el programa de iLab tú tendrás un prototipo funcional, la posibilidad de una patente y una startup.

 

¿Quieres ponerte a prueba, quieres ser el Edison de este siglo? No lo dudes, entra al programa Think Camp que inicia en febrero, no dejes pasar más tiempo.

Photo by Bradley Ziffer on Unsplash https://unsplash.com/photos/IAyLd1AYxdA

Pin It on Pinterest