Empresas fintech en México de pagos electrónicos

El crecimiento de los pagos electrónicos, una oportunidad para las empresas fintech en México

La digitalización abre la puerta, tanto para que nuevas empresas fintech incursionen en el sector de pagos electrónicos o para que las que existen den una vuelta de tuerca a su modelo de negocio. En México, el efectivo cada vez se usa menos y el uso combinado de tarjetas de débito y crédito casi se ha duplicado en los últimos años, según un estudio de JPMorgan.

En este sentido, el último en subirse a la ola del auge de los pagos en línea fue Rappi, la plataforma estrella del delivery.

Rappi decidió ampliar y darle una vuelta de tuerca a su negocio al permitir que sus usuarios realicen pagos en más de 30 empresas de telefonía, luz, gas, agua, internet, impuestos, peaje, y demás rubros.

Pero Rappi no es el único.

En octubre pasado, el propio gobierno daba pasos hacia la disminución del uso de efectivo a favor de la digitalización al echar andar CoDi, (Cobro y pago Digital), una app con la cual se pueden realizar transacciones de cobro y pago a través de transferencias electrónicas.

Además, el SAT anunció que de los pagos con tarjeta se generarán facturas instantáneas.

El panorama mexicano cada vez se convierte más a digital en cuanto a los pagos se refiere. A su vez,  esto hace el terreno fértil para que nuevas startups fintech sigan incursionando en este rubro –ya 40% de las empresas fintech se dedican a pagos– o para que otras den la vuelta de tuerca y expandan su negocio, como Rappi.

Buena perspectiva a futuro para el sector de pagos

En nuestro país todo está puesto para que la industria de los pagos electrónicos siga creciendo. La tasa de crecimiento anual del comercio electrónico de empresa a consumidor tiene un valor de 22.6 mil millones y, aunque el comercio electrónico representa solo 1.7% del mercado minorista mexicano, se espera un crecimiento que continúe un crecimiento de dos dígitos, según un estudio de JPMorgan.

Y a nivel global, la tendencia alcista del mercado de pagos globales que no ha parado es una buena señal. De acuerdo con un informe de Mckinsey, para 2023 las ganancias por estas transacciones están estimadas en tres mil millones de dólares.

“Este rápido crecimiento hace que los pagos sean un componente en expansión y cada vez más importante de la industria bancaria en general”, señala el informe, publicado a fines del año pasado. La región asiática y la latinoamericana son especialmente atractivas debido a que la ganancia por pago por unidad del PIB es entre 50% y 60% mayor que en Europa y Norteamérica. 

El crecimiento ha sido impulsado principalmente por la región Asia-Pacífico y así se espera que continúe, pero se prevé que para esa fecha Latinoamérica ocupe el segundo lugar en crecimiento.

Del rubro de pagos, lo que realmente hace ganar dinero, según explica Mckinsey, ha sido la digitalización de la transacciones. Mientras que las transacciones en efectivo reducen su uso y las ganancias que arrojan, el uso de tarjetas de débito y crédito se duplica. Y esto no hará más que aumentar.

Las empresas fintech necesitan a las más grandes

En México, históricamente los segmentos fintech predominantes han sido el de pagos, remesas y préstamos, una tendencia que se mantiene hasta hoy. Estos segmentos representan casi 41% del total de las empresas fintech afincadas en nuestro país, según lo que reporta el estudio de Finnovista.

Un panorama digital presenta oportunidades para aquellas empresas que ya existen y para que se formen nuevas que puedan continuar revolucionando la forma en la que pagamos.

Aunque, del todo, estas empresas fintech podrían hacerlo mejor en equipo. “Para alcanzar la siguiente evolución en los pagos, tendrá que ser gracias a alianzas”, señala Denis Leonhard, directora de desarrollo de negocio y expansión en PayPal en un texto de la Wharthon School.

La rapidez y capacidad de adaptación de las empresas fintech combina muy bien con los enormes recursos y escala que les puede ofrecer una empresa grande. Y en México, este es justo uno de los retos: construir un ecosistema de pagos en el que ambas, grandes corporaciones y empresas fintech, puedan convivir y beneficiarse una a la otra.

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest