Herramienta de innovación

Tablero de experimentación (Javelin board)
Valida una idea de negocio

Quiero conocer la herramienta ↓

herramientas innovacion

Aprende a validar las ideas a través de la experimentación

¿Por qué usar esta herramienta?

La mayoría de empresas emergentes fracasan porque pierden tiempo y dinero construyendo algo que los clientes no necesitan. Los empresarios abordan el inicio de un negocio de manera opuesta al método Javelin; suelen iniciar con la solución y después en descubrir qué problema resuelven a sus clientes.

El objetivo del método Javelin es preguntar primero, quién es el cliente y, cuál es su necesidad. Este método esta diseñado para maximizar las posibilidades de éxito de un negocio.

Este método consiste en un tablero de experimentación. Los tableros de experimentación sirven para determinar si una idea de negocio o un producto, tiene potencial. Para lograr esto se aplica el método científico, el cual nos permite transformar una idea en un experimento. El propósito del experimento es validar si la idea resuelve un problema real y si existen clientes dispuestos a pagar por ella.

Los tableros de experimentación son herramientas que te permiten enfocarte en los componentes fundamentales de tu idea y acelerar tu proceso de aprendizaje.

¿Cómo usar el Javelin Board?

Este tablero de experimentación tiene dos secciones: la sección de brainstorming en el lado izquierdo, y la sección de ejecución en el lado derecho.

Paso 1
Para utilizar esta herramienta te recomendamos iniciar con una lista de tus segmentos de clientes potenciales y colocarlos en la primera fila de la sección de brainstorming, luego selecciona uno de esos segmentos de clientes y muévelo al primer casillero de la primera columna de la sección de ejecución.

Paso 2
Hipótesis del problema: crea una lista de los problemas que ese segmento de clientes podría experimentar y ubícalos en la segunda fila de la sección de brainstorming. Elige un problema para probar y muévelo al segundo casillero de la primera columna de la sección de ejecución.
Una vez que tengas una hipótesis de cliente y una sobre el problema, puedes iniciar el proceso de validación, para diseñar posteriormente una primera solución.

Paso 3
Suposiciones riesgosas: define las acciones o comportamientos que tu cliente tiene que realizar para comprobar que tu hipótesis es real. Coloca estas hipótesis en la cuarta columna del área de brainstorming. Selecciona la más riesgosa y muévela al cuarto casillero de la primera columna de la sección de ejecución.

Validación: Una vez definidas tus hipótesis, es momento de salir a hablar con los posibles usuarios y realizar entrevistas para validar o invalidar tus hipótesis.

Paso 4
Criterios de éxito: define los criterios de éxito, es decir, lo mínimo que se debe cumplir para continuar con el desarrollo de una solución.

Paso 5
Resultado y Decisión + Aprendizaje: coloca aquí los resultados de la validación con usuarios.

Paso 6
Solución: una vez que hayas encontrado un segmento de clientes con un problema real, empieza el proceso de validación de soluciones.

Crea una lista de soluciones potenciales al problema que has identificado. Selecciona una de estas y ubícala en el tercer casillero de la segunda columna. Identifica nuevamente las suposiciones más riesgosas, establece los criterios de éxito y sal a validar tu hipótesis de solución.

Este será un proceso que deberás repetir las veces que sea necesario para cubrir las necesidades del usuario.

Dificultad:

iTools relacionadas:

Planteamiento del problema

Metodologías de innovación relacionadas:

Lean Systems

El uso de esta herramienta te permitirá:

Definir a tus early adopters (primeros usuarios)

Identifica a los usuarios que deseas beneficiar o resolver un problema.

Validar tu problemática

Diseña y valida hipótesis que te permitan conocer cuáles son las necesidades prioritarias de tu segmento.

Validar tu solución

Valida a través de la experimentación, cuál será la mejor solución para tu segmento de usuarios.

Los materiales y contenidos de iLab fueron diseñados para generar conocimientos y habilidades que activan el proceso de innovación. Representan la propiedad intelectual de iLab y están protegidos en sus derechos de autor.