A lo largo de los últimos años han proliferado la aparición de hubs de innovación, centros que enfocan sus esfuerzos en la creación de comunidad y la capacitación de emprendedores para llevar su idea a la realidad de la mano de innovación aplicada a través de sus múltiples herramientas, tales como el design thinking.

Ya sea que sean independientes, auspiciados por universidades o por empresas, los hubs de innovación están acercando a los emprendedores con el mundo real y les están proporcionando las herramientas que necesitan para aprender lo suficiente en el camino y poder triunfar a largo plazo.

“Parecen únicos y nuevos en la forma en que combinan métodos probados y verdaderos, con redes e ideas basadas en la comunidad”, explica un texto escrito por Nicolas Friederici, un investigador que se ha especializado en estudiar el impacto de los hubs de innovación a lo largo del mundo, publicado en el sitio InnovationManagement.

Son dinámicos en el proceso de innovación, no solo en la manera en la que se relacionan sus miembros entre sí y con sus mentores sino en las muchas actividades que suelen organizar como hackatones o eventos de divulgación, y esto los hace un semillero constante de nuevas ideas, explica Friederici.

Entre las ventajas que tienen los hubs de innovación sobre otras formas de impulso al emprendimiento, se encuentran estas cuatro.

Tienen un alto potencial creativo

Al reunir a personas que de otra manera no se encontrarían entre sí y lograr que formen equipos e innoven juntos, los hubs de innovación favorecen la diversidad y la capacidad de creación. “Esta característica tiene implicaciones importantes para la gestión de la innovación, ya que al garantizar el flujo constante de ‘sangre fresca’, los centros de innovación aumentan su potencial creativo”, sostiene el texto de InnovationManagement.

Además, los hubs de innovación fomentan la “serendipia” –la generación de nuevas ideas llenas de valor– al tener espacios que por su estructura favorecen las interacciones informales y hacen que las personas se encuentren entre sí, se mezclen y puedan impulsar su creatividad.

Preparan para las necesidades del mercado laboral del futuro

Los hubs de innovación desarrollan las habilidades que en la escuela no se suelen impulsar, tales como creatividad, pensamiento crítico o resolución de problemas, las cuales son esenciales a la hora de crear una idea innovadora que pueda convertirse en una empresa exitosa. Pero más allá de eso, preparan a los jóvenes para enfrentar el mundo laboral del futuro, el cual exige habilidades en las que las universidades se están quedando cortas.

Favorecen la colaboración, el networking y las alianzas

La filosofía de los hubs de innovación se asienta en la comunidad y en cómo esta puede disminuir los obstáculos de la innovación, tales como el miedo al fracaso y el rechazo a compartir ideas, explica Friederici. “La singularidad de los centros de innovación radica en la intensidad, frecuencia y apertura de las actividades de colaboración”, sostiene. De esta manera, no solo la innovación se fomenta, sino que las relaciones humanas se profundizan y dan pie a que el valor del networking y las alianzas hagan lo suyo.

Pueden disminuir la desigualdad

Cada vez se establecen más hubs de innovación alrededor del mundo, incluidos los países en desarrollo, ya que existe evidencia de que estos trabajan exitosamente a la hora de disminuir la brecha social de desigualdad que se agrava en estas naciones. Así, el emprendimiento a través de la innovación puede atacar uno de los males de los países en desarrollo: La desigualdad.

En el caso del Ilab, un estudio realizado sobre la manera en la que ha abordado la disminución de la brecha social, arroja que a varias generaciones a distancia, el futuro de los jóvenes que han pasado por sus aulas y que han aprendido una mentalidad distinta de enfrentar el mundo basada en la innovación, se ha transformado para el bien de ellos.

Además de que, después de haber atravesado el programa, las diferencias entre aquellos jóvenes que venían de escuelas privadas y públicas se han hecho más pequeñas a la hora de hablar de conocimientos y capacidades.

 

 

Pin It on Pinterest