Ideas innovadoras de negocio: Crear sin dejar de lado monetizar

Los productos innovadores necesitan algo más que ser únicos en el mercado. Necesitan vender.

 

Desarrollar ideas innovadoras en nuevos productos debería ir de la mano con el hacerlos rentables. Sin embargo, monetizar una idea innovadora no siempre es la parte mejor vista del proceso de innovación.

Se suele tener una idea romántica de lo que es innovar y de lo que implica crear un producto único. Como si esto bastara para que el mercado llegue al producto final y lo compre.

Es más, ni siquiera hay que preguntarle al mercado qué es lo que quiere porque no lo sabe. Entonces, es necesario imaginar qué es lo que los clientes quieren y dárselo antes de que ellos mismos lo sepan, como decía Steve Jobs.

Sin embargo, el camino que se atraviesa a la hora de gestar ideas innovadoras y convertirlas en productos es mucho menos romántico. Al menos para la mayoría.

 

La excepción y no la regla

 

Si te vienen a la mente historias como las de Apple o la de Harry Potter –a J. K. Rolling le dijeron muchas veces que su saga no iba a funcionar–, estás pensando en la excepción de la regla, sostienen los autores del libro “Monetizing innovation”, ambos socios de la firma global de consultoría especializada en temas de pricing, Simon-Kucher & Partners. Son casos que suceden, pero que no son la constante.

Los que los autores de este libro sostienen es que hay que cambiar de paradigma a la hora de hablar de innovación y monetización.

Hay que dejar de pensar en que con solo construir un buen producto innovador van a llegar los clientes. En que este producto tiene que ser construido por ciertos “artistas” que no deben ser molestados por los miembros de otras áreas de la empresa. En que innovar implica casi necesariamente fracasar y en que los clientes tienen que probar primero sin la necesidad de ponerle precio a lo que están probando.

Este “nuevo paradigma” deberá empezar por entender si los clientes están dispuestos a pagar por tu invención antes de que comprometas muchos recursos para desarrollarlo.

“Esto aumentará dramáticamente tu probabilidad de éxito”, explican.

 

Primero piensa en monetizar

 

Así que una de las principales recomendaciones es que, si estás desarrollando una idea innovadora, no te esperes hasta el final para pensar en cómo generar dinero.

Es común pensar que el hecho de desarrollar un producto o servicio innovador y único es suficiente para que este prospere y encuentre su propio mercado por sí mismo. Sin embargo, este es uno de los principales errores que cometen las empresas, explican los autores del este libro.

Esperar hasta el último momento del proceso de desarrollo de producto para monetizarlo es responsable de cientos de fracasos de lanzamientos de producto.

Según sus números, 72% de los desarrollos de innovación fracasan principalmente por este tipo de razones.

La tesis principal de esta investigación es que la monetización puesta en el centro del desarrollo del proceso de innovación no es, de ninguna manera, antiético. Ponerla al centro será algo que incluso te estimulará a seguir innovando y desarrollando nuevos productos.

 

Estudia a tu mercado y segméntalo

 

Junto con la necesidad de innovar pensando en la manera en la que se va a monetizar, otro consejo es el de desarrollar varias soluciones dirigidas a varios segmentos de público.

Es necesario mirar a detalle a los consumidores y ser capaces de encajar una solución exacta para el tamaño de su bolsillo, porque la realidad es que no todos están dispuestos a pagar lo mismo para solucionar el mismo problema, explica Madhavan Ramanujam, socio de la consultora Simon-Kucher & Partners.

No todos tus clientes son iguales. Primero necesitas conocerlos, segmentarlos, y crear un producto o servicio que se ajuste exactamente a aquello que necesita cada uno.

 

Innova pero también comunica

 

Comunicar el valor del producto de manera efectiva –ya que se ha pasado por los anteriores puntos– es muy importante para lograr monetizar un producto innovador.

Los expertos sostienen que el marketing de contenidos es la manera más rentable de hacer crecer tu empresa y quizá no se equivoquen porque es sumamente efectivo y cuesta mucho menos.

Hacer marketing de contenidos es muy barato, según cifras del software Demand Metric, este es 62% más barato y genera tres leads más que el marketing tradicional. A la hora de innovar es importante también saberlo comunicar, y justamente el marketing de contenidos tiene esa finalidad.

Crear un producto debe pasar también por la construcción de una estrategia de marketing integral que tenga el objetivo de comunicar asertivamente la capacidad que tiene el producto de solucionar los “dolores” del usuario y cómo este es único en el mercado.

Las ideas innovadoras necesitan convertirse en productos capaces de ser monetizables. La innovación no está peleada con ganar dinero y con crear pensando en ello desde el inicio. 
crear sin dejar de monetizar

 

 

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest