Impacto social de las empresas fintech

Tres formas en las que la fintech impacta en lo social y que hay que tener en cuenta

Las empresas que se dedican a la tecnología financiera, fintech, han llegado para quedarse. Estas startups acercan a estos servicios a quienes hoy no tienen acceso y permiten mejorar la calidad de vida de sus usuarios. 

La inclusión financiera que fomentan las startups fintech es esencial para el desarrollo de un país ya que esta es esencial al ser un “factor clave para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad”, de acuerdo con el Banco Mundial. Tener el acceso a productos financieros útiles permite que las personas puedan acceder a mejores productos que puedan mejorar su nivel de vida.

De acuerdo con el Instituto de Finanzas Internacionales, a nivel global hay dos mil millones de personas que no están bancarizadas, más que las que tienen una cuenta pero la usan muy poco o de plano no la usan.

En cuanto al desarrollo de este ecosistema, México tiene el liderazgo fintech de América Latina. Hoy existen 394 startups en el país, lo que coloca al país ligeramente por delante de Brasil, de acuerdo con el radar elaborado por Finnovista

Pero México es todavía un semillero de este tipo de empresas y tiene un potencial infinito.

Las fintech en sí mismas ya impactan en lo social, pero dentro de esta industria, hay varias vertientes que hacen aún más por aquellos que menos tienen.

Te dejamos tres formas en las que la tecnología financiera (fintech) está impactando las vidas de quienes más lo necesitan.

Social fintech, servicios financieros para los financieramente excluidos

Si bien las fintech ya tienen algo de social, las social fintech lo tienen aún más marcado, ya que combinan la tecnología financiera con el emprendimiento social. Son organizaciones con fines de lucro pero que están comprometidas con el cambio social.

“Actualmente, un número creciente de empresas está adoptando este campo innovador, lo que demuestra que el impacto social basado en fintech y los rendimientos financieros pueden  ir de la mano”, sostiene socialfintech.org, el primer hub online para las empresas social fintech.

Por ejemplo, Apollo Agriculture, una empresa keniana que conjunta data Science y agricultura para que los agricultores que no están bancarizados puedan mejorar sus ganancias a través de créditos justos y mejor educación financiera.

O Wagestream, una startup de Reino Unido que les permite a los empleados de bajos recursos retirar su sueldo en cualquier momento del mes y no tener que esperar hasta que les caiga la paga, lo cual permite que solo paguen una baja comisión para acceder a su dinero y eviten endeudarse.

Así, las social fintech pueden reducir la pobreza y disminuir la brecha de desigualdad que cada vez se hace más amplia no solo en México, sino alrededor del mundo.

Insurtech, un seguro para los más vulnerables

Un seguro es mucho más allá de la paga de una prima anual sino que es un instrumento financiero que puede hacer la diferencia entre perderlo todo o estar protegido ante imprevistos o desgracias.

A nivel mundial, muy pocas personas están aseguradas, y las que menos lo están son, por supuesto, aquellas de bajos recursos.

Alrededor del mundo, se estima que 3.8 mil millones de personas –es decir, poco más de la mitad de la población– no tiene ningún tipo de seguro, de acuerdo con un estudio del Centro de Inclusión Financiera y del Instituto de Finanzas Internacionales.

De esta manera, las empresas insurtech –de insurance y technology– están transformando la manera en la las personas acceden a los seguros y están ampliando la cobertura hacia los más vulnerables.

Por ejemplo, 88insurtech, una insurtech brasileña que fue reconocida por la ONU como una startup de Blockchain que puede traer impacto social en escala global, debido a la manera en la que está democratizando el acceso a los microseguros gracias a la tecnología de blockchain.

Fintech for health: servicios financieros para hacer accesible la salud para todos

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la mitad de la población del mundo carece de acceso a servicios de salud básicos y 100 millones son orillados a la pobreza extrema debido a gastos en salud.

Ante este panorama, las fintech especializadas en el mundo de la salud son una alternativa que ya está mejorando el panorama de los más pobres. Así, estas empresas podrían hacer evitable la la caída en la pobreza de aquellos que lo perdieron todo por una situación médica.

Alrededor del mundo hay muchas startups que están transformando este panorama. Por ejemplo, BIMA, una startup sueca que está democratizando la salud. La empresa sueca vende micropólizas en países en desarrollo a personas que nunca han accedido a un seguro antes a través del celular.

Con ello, inclusión financiera y el aseguramiento de los más vulnerables ha salido ganando. Hoy esta startup tiene 31 millones de consumidores en trece países. 75% de ellos accede a un seguro por primera vez.

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest