El fin de año es una oportunidad de oro para que los egresados de nuestros diferentes programas tengan ese momento de reflexión sobre las metas y propósitos alcanzados, sobre cómo comenzaron y dónde se encuentran ahora.

Como Karina y Aarón, 2 ilabbers que convergieron en la generación 21 del programa ThinkCamp durante el 2019, y quienes comparten sus logros y éxitos tanto personales como profesionales:

Haciendo un recuento, podemos decir que este 2019 sobrepasó nuestras expectativas. Fue un año lleno de desafíos, de resolver problemas, de incertidumbre, de conocer muchas personas con ganas de cambiar el mundo, de salirse de la zona de confort y aprender sobre temas que no son nuestra especialidad, algo que se convertiría en nuestro día a día.

Todos estos aprendizajes durante los meses que compartimos en iLab, y nuestra pasión en común por el emprendimiento y por querer cambiar al mundo, nos llevó a querer aplicar todo lo aprendido en resolver más problemáticas y a colaborar en un proyecto en conjunto, además de los que cada uno llevaba desarrollando.

Mi nombre es Karina Gutiérrez co-fundadora de SIGAMU y junto con Aarón Landeros, fundador de Mediworld, desarrollamos también un proyecto en conjunto denominado Semilla Madre.

SIGAMU es una iniciativa que enfoca sus esfuerzos en el tratamiento integral del aceite mineral usado, ya que este residuo es considerado un residuo peligroso por sus altos contenidos de metales pesados y otras sustancias químicas altamente dañinas para el medio ambiente.

Durante este tiempo logramos hacer el reciclaje a través de una planta a escala de manera fácil y eficiente. Gracias a una plataforma digital que agiliza y otorga la trazabilidad en el manejo de estos residuos, así como tecnología de línea que tiene la capacidad de reciclar hasta 1,000 lts/día.

Este trabajo nos hizo ser los ganadores en la competición Startup Europe Awards entre más de 500 proyectos de todo México en la categoría de clima, logrando ganar un lugar para presentar el proyecto en la pasada COP 25 en Madrid frente a líderes de todo el mundo, además de una aceleración en Bruselas, Bélgica para escalar el proyecto a La Unión Europea en donde quieren implementar nuestra tecnología en Las Islas Canarias. Además, conseguimos un lugar para presentar el proyecto en el Smart Agrifood Summit en Málaga en Junio del siguiente año.

Por otro lado, Semilla Madre es una iniciativa social que nace con la misión de mejorar el bienestar social y económico de mujeres en situación vulnerable. A través de talleres, estas mujeres logran adquirir capacidades formativas. En ellos diseñan y crean piezas de arte de interiorismo sostenible a partir de residuos sólidos urbanos.

Con este proyecto hemos logrado crecer de manera orgánica y teniendo muy buenos avances en el último periodo del año, contando con el apoyo de aliados clave que han creído en nosotros como el British Council.

Al igual que el haber sido ganadores en el Festival Socioambiental Dos Grados en el Estado de Morelos, en donde ganamos el pitch a la mejor idea de negocios, logrando un incentivo económico y una aceleración por parte del Tecnológico de Monterrey.

Por su parte, Mediworld tiene el objetivo de brindar a los pacientes una forma de acceder y controlar quiénes ven sus datos de salud y darles la opción de tomar una parte de las ganancias que se generan con su información, mientras ayudan a acelerar la investigación clínica.

Por su iniciativa e innovación en temas de salud, Mediworld logró pasar a la siguiente ronda en el Santander Global Award y estar un paso más cerca del objetivo que es presentar el proyecto en el MIT en Boston.

Estamos muy felices de ver que el trabajo de todo el año ha recogido algunos frutos, que no estamos tan locos, de haber aprendido valiosas lecciones a partir de los errores que cometimos, y de estar logrando nuestros objetivos de manera individual y colectiva.

“No te preocupes por el fracaso; sólo tienes que tener razón una vez”– Drew Houston , fundador y CEO de Dropbox

Pin It on Pinterest