La previsión en los negocios: Qué es y por qué es importante diseñar escenarios futuros en una empresa

No se puede predecir el futuro pero sí es posible prever y prepararse para lo que pueda suceder.

 

La llegada del coronavirus demostró que las empresas no están preparadas ante las crisis súbitas. La previsión en los negocios es prácticamente inexistente y las compañías, de distintos tamaños, suelen planear con base en el día a día, dejando el largo plazo fuera de su campo de visión.

Si bien el cierre masivo de empresas en México no puede achacársele por completo a la falta de previsión, sirve para entender lo vulnerables que son las organizaciones ante lo inesperado. De 2019 a 2020, un millón 10 mil 857 mipymes en México cerraron sus puertas de manera definitiva, de acuerdo al estudio la Demografía de los Negocios 2020, publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en México.

En América Latina, la situación también es muy grave. De acuerdo con cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), casi tres millones de empresas cerraron en 2020 a causa de la pandemia y la economía latinoamericana se contrajo en 7.7%.

Pero, ¿qué pasaría si las empresas estuvieran mejor preparadas para el futuro?

 

Diseñar escenarios futuros da frutos

 

Por lo general, la mayoría de las empresas está enfocada en resolver los problemas del día a día. En ello se va el mayor tiempo y esfuerzo y dejan que el futuro llegue con la esperanza cómo único consuelo de que las cosas serán mejores y de que las mejores oportunidades están por venir.

Sin embargo, prepararse para el futuro en el mundo de los negocios es posible, y no solo eso, sino que deseable. Las organizaciones que lo hacen a la larga generan mayores ganancias y tienen mayores posibilidades de sobrevivir.

Esto fue lo que encontró un estudio realizado por el McKinsey Global Institute en colaboración con la organización sin fines de lucro FCLT Global, el cual demostró que las empresas que operan con una verdadera mentalidad a largo plazo han superado constantemente a sus pares en la industria.

Aquellas organizaciones que estaban enfocadas a largo plazo, tuvieron ingresos promedio y crecimiento de las ganancias 47% y 36% más altos, respectivamente. Además, generaron casi 12 mil empleos más en promedio que lo que sus pares lograron en un periodo de 14 años.

 

“El mensaje clave de esta investigación no es solo que las recompensas de administrar a largo plazo son enormes; también es que es posible un cambio real”, sostienen los autores del estudio en un texto de la Harvard Business Review.

 

Qué es la previsión en los negocios

 

La previsión en los negocios es una estrategia que ayuda a pensar en los desafíos de las organizaciones a largo plazo y que les ayuda a tomar decisiones que integren un conjunto de expectativas posibles y deseables.

Es decir, que al considerar el futuro dentro de la estrategia de negocios, es posible anticiparse a las situaciones y evaluar el potencial impacto antes de que ocurran. Por supuesto, todo esto se traduce en la toma de mejores decisiones dentro de la organización.

Si bien la previsión no es una cura universal, permite construir acciones que deriven en escenarios deseados y posibles que hagan frente a la incertidumbre y que permitan que la organización avance a pesar de las dificultades.

¿Cómo diseñar escenarios futuros? Mirando el futuro desde el presente y analizándolo con base en los datos que ya han ocurrido en experiencias pasadas. La previsión en los negocios consiste en aprender a mirar el futuro como un conjunto de distintos escenarios posibles que serán resultado del esfuerzo y el trabajo que se realice dentro de la organización, siempre tomando en cuenta a la incertidumbre como una variable.

Es importante entender que el futuro no se puede predecir. Lo único que es posible es hacer proyecciones desde lo que se conoce del presente, extrapolando la información del pasado. Como el futuro es incierto, no es solo uno, por ello, la construcción de distintos escenarios es esencial. Hay muchos futuros posibles.

 

“Su objetivo no es predecir el futuro, sino hacer posible imaginar múltiples futuros de formas creativas que aumenten nuestra capacidad para percibir, moldear y adaptarnos a lo que suceda en los años venideros”, señalan los autores del estudio en la revista de Harvard.

 

Diseñar escenarios futuros en los negocios: así se inicia

 

Lo primero que los líderes de las empresas necesitan es comenzar a hacerse interrogantes.

¿Cómo se imaginan el futuro? ¿Cómo impacta ese futuro en su negocio? ¿Cuál es su predicción sobre “x” o “y” evento? ¿Piensan que pueden transformar ese futuro? Si es así, ¿cómo lo harían? ¿Qué futuro prefieren? ¿Cómo podrían llegar a él? ¿Qué acciones tomar para llegar a ese futuro deseado?

La previsión en los negocios trata de trazar el rumbo que tomará la organización y los resultados que buscará obtener. En este camino, las tendencias del presente son fundamentales para construir de manera activa los futuros deseados y poder empezar a trabajar para llegar a estos.

Estructurar de manera efectiva una estrategia como esta hace necesario que los líderes estén preparados para trazar el camino a través del cual quieren que su organización llegue en el largo plazo. Y para ello, ir de la mano con especialistas es una de las opciones más efectivas para pasar de la teoría a la práctica.

 

Si eres líder de una organización y necesitas acompañamiento en este camino, en iLab podemos ayudarte a dar el primer paso. 

 

 

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest