Lifelong learning: Qué es y por qué hoy es esencial aprender durante toda la vida

“El futuro es para aquellos dispuestos a aprender toda la vida”, sostiene un texto publicado en el blog del Foro Económico Mundial.

Los especialistas aseguran que aquellos que sean capaces de entender la necesidad de aprender durante lo que dure la existencia, serán aquellos los que podrán adaptarse al mundo y a sus necesidades.

“(El aprendizaje permanente) se propone ayudar al hombre en su realización personal en todas las etapas de su vida y en todas las esferas de su concentración biográfica”, explica un estudio de la Universidad Pablo de Olavide sobre el tema.

Si bien es un término que se suele referir a la necesidad de estar actualizado a nivel laboral, es también extensivo a todos los niveles vitales.

El lifelong learning (o aprendizaje o educación permanente) significa “llevar la educación a todos los niveles de la vida con la intención de que la reciban y la ejerciten todos y cada uno de los hombres”, según explica este mismo análisis.

La dinámica del mundo del siglo XXI nos exige estar en constante actualización y búsqueda de conocimiento.

 

Entre más educación, ¿más oportunidades?

Estar académicamente preparado, implica tener la posibilidad de acceder a mejores puestos laborales y mejores salarios. Al menos esto sucedía hasta hace algunos años.

Un estudio de The Economist sostiene que cada año adicional de educación está asociado a un aumento entre 8% y 13% en los ingresos por hora y de que mientras asciende la escala educativa de las personas, desciende el desempleo, al menos en Estados Unidos.

En México esto no se cumple del todo debido a la cada vez mayor precarización del trabajo, sin embargo, el aprendizaje permanente también es un imperativo debido a otro factor: las nuevas tecnologías. 

Estudiar solo una carrera universitaria o técnica se ha quedado atrás. Es necesario adquirir la habilidad de aprender como un quehacer cotidiano.

 

La tecnología, un catalizador del lifelong learning

El término lifelong learning lleva varias décadas en los temas de discusión a la hora de hablar de trabajo y desarrollo del individuo. Y hoy más que nunca cobra vital importancia para enfrentar el rápido avance tecnológico.

Cada vez con mayor rapidez el aprendizaje obtenido en la enseñanza tradicional se queda corto ante el avance de la ciencia y de la tecnología.

La inteligencia artificial, el machine learning y las ciencias de datos avanzan de manera vertiginosa. Mientras, nuestros conocimientos aprendidos en la universidad languidecen.

Si antes estábamos acostumbrados a tener una etapa de aprendizaje y otra al del trabajo, hoy necesitamos incorporar la capacidad de aprender. Es una cuestión de supervivencia. 

 

“En el nuevo contexto laboral, la educación será un proceso de toda la vida”, vaticina Leticia Gasca, fundadora de varios proyectos como Fuckup Nights, el Failure Institute y recientemente el Skill Agility Lab, en su nuevo libro “Cambia todo”.

 

 

Aprendizaje permanente para todos

Para las empresas, esto implica que quienes están al frente de las empresas deben actualizar constantemente sus conocimientos. Y no solo eso, sino fomentar una cultura del aprendizaje continuo en sus equipos, señala la especialista.

Y para que las organizaciones puedan responder al cambio vertiginoso del entorno, sus colaboradores necesitan aprender de manera continua. Fortalecer conocimientos ya adquiridos previamente y adquirir otros nuevos, explica Laura Zapata Cantú, Decana Académica Asociada, EGADE Business School del Tecnológico de Monterrey, en una columna para Fortune.

¿En quién recae la responsabilidad de aprender de manera continua? La mayor responsabilidad recae en el propio individuo, aunque algunos gobiernos y empresas pueden ayudar en el proceso. 

 

“Para los trabajadores, existe una necesidad incuestionable de asumir la responsabilidad personal de su propio aprendizaje permanente y desarrollo profesional”, explica un reporte del Foro Económico Mundial.

 

 

Tipos de lifelong learning

De acuerdo con el estudio de la Universidad Pablo Olavide, hay distintos tipos de educación permanente:

  • Profesional: es toda aquella que tenga que ver con que el trabajador se adapte a los cambios tecnológicos. Es todo eso que aprende  y que le permite la movilidad profesional y su promoción en el trabajo.
  • Política: es el conocimiento que le permite mejorar sus habilidades para decidir en este ámbito y para asumir sus derechos y obligaciones.
  • General: es la que busca mitigar las desigualdades con sus semejantes.

Más allá del ámbito en el que se desarrolle el aprendizaje permanente, este siempre está enfocado en hacer un cambio en la vida de las personas.

 

“Una educación permanente es eficaz si es capaz de producir una transformación en los individuos”, explica el mismo estudio al respecto.

 

Y tú, ¿estás acostumbrado a aprender de manera continua?

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest