Nuevas formas de consumo

Prepárate para el surgimiento de nuevas formas de consumo, porque si algo es un hecho, es que el cambio de hábitos al que nos ha enfrentado el coronavirus, va a perdurar más allá del término de la crisis.

Nuevas formas de consumo están naciendo hoy fruto de la pandemia global. La relación empresa -cliente se ha transformado de manera profunda y esto no se limitará al corto plazo.

A todos nos ha cambiado esta pandemia. En la manera en la que nos relacionamos con el mundo, con nuestros seres queridos y también, por supuesto, con las marcas.

Dejamos de salir a la calle y nos enfocamos en cuidar nuestra salud y la de los nuestros desde las cuatro paredes de nuestra casa. Salir a tirar a la basura o al supermercado se volvió un movimiento que podía incluso implicar peligro. 

El mundo se está transformando y sus actores no serán los mismos al finalizar la crisis por este virus. No seremos los mismos que antes de entrar a casa debido al confinamiento. 

“El coronavirus va a cambiar la manera en la que compramos, viajamos y trabajamos durante años”, señala en este sentido un texto de Bloomberg.

Si esta emergencia de salud pública sacudió a la economía mundial en tan solo unas semanas e hizo que las personas se hayan acostumbrado a cancelar viajes, reuniones de negocios, a cambiar la manera de abastecerse y de trabajar desde casa, hará también estos cambios perduren en el largo plazo, sostiene este mismo texto, y asegura que “los rastros de tales hábitos perdurarán mucho después de que los bloqueos de virus se terminen”.

 

Un salto a lo digital

 

Si antes una empresa que no tenía presencia digital y que no había echado mano de la tecnología para hacer funcionar su empresa se estaba quedando atrás, hoy mantener esta tendencia es casi prácticamente una receta para la extinción.

Una vez que termine el coronavirus, muchas de las formas en las que el cliente se está relacionando con las empresas de manera remota se quedarán. Estas nuevas formas se van a instaurar y van a configurar a un nuevo cliente para el que es necesario prepararse.

“Las experiencias con tecnología digital continuarán creciendo en popularidad una vez que se elimine el coronavirus”, prevé la consultora McKinsey. Y en este sentido, sostiene que las compañías que actúen rápidamente e innoven en su modelo de entrega para ayudar a los consumidores a navegar la pandemia de manera segura y efectiva, son aquellas que establecerán una gran ventaja frente al resto del mercado.

Si te ha tocado adaptarte de manera rápida al cambio de hábitos de consumo a los que ha llevado la pandemia, más vale que te prepares para que cuando volvamos a la normalidad, esta se haya transformado ya.

Los especialistas prevén que los cambios en las preferencias de los consumidores sean permanentes y que los cambios en los modelos de negocio que las empresas han tenido que hacer para adaptarse a esta situación perduren después de la crisis.

En su análisis, McKinsey hace énfasis en la experiencia de China para poner ejemplos. En ese país, aumentó en 55% los consumidores que tienen la intención de cambiar de manera permanente su manera de comprar su supermercado y de hacerlo mejor en línea. Aquellos consumidores que eran reacios a la tecnología se acercaron a ella y seguramente aumentarán su uso.

Un nuevo consumidor ha nacido.

 

¿Cómo transformará a tu cliente esta crisis?

 

Más allá de la industria de la que formes parte, las nuevas formas de consumo están transformando a tu cliente, tenlo por seguro.

Este nuevo cliente no solo compra más en línea, sino que también lo hace en grandes cantidades. “El coronavirus está introduciendo una nueva generación de compradores que almacenan y compran en avanzada lo que necesitan”, sostiene un texto que analiza si este consumo será permanente, de la Cámara de Comercio de Estados Unidos. 

Y todo esto, obligará a que las empresas mejoren sus operaciones de la cadena de suministro. Esto pasa por migrar a lo digital, mejorar el manejo de los inventarios y prepararse para los aumentos repentinos de demanda, explica la Cámara de Comercio de Estados Unidos. Nadie sabe lo que nos espera en el futuro y si habrá un nuevo brote que nos obligue de nuevo a volver a nuestras casas.

Además, toda esta situación deberá llevar a las empresas a replantearse la relación que tienen sus clientes con sus sucursales físicas. ¿Es necesario tanto espacio? ¿Cómo complementar la experiencia física con una virtual que permita satisfacer a los usuarios post-crisis del coronavirus?

Muchas preguntas están sobre la mesa. Prepárate para contestarlas y para este nuevo cliente que ya surgió, que continúa en construcción y que será a quien tendrás que atender cuando esto pase. Conoce más información de nuestros programas, te darán las herramientas que necesitas para preparar tu empresa para este nuevo cliente 2.0.

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest