El ThinkCamp es este espacio de intercambio de ideas, que te enseña a desaprender para poder aprender, en donde se fomenta tomar riesgos y que a través de su metodología puedas adquirir toda esta nueva serie de habilidades que te convertirán en un diseñador de soluciones, en donde se puedan crear empresas con una visión global que resuelvan un problema a por lo menos 10 millones de personas. Sin duda, es una experiencia única, que te lleva al límite, a cuestionar lo que dabas por sentado y tener que pensar fuera de la caja.

Mi nombre es Aarón Landeros, fundador y actual CEO de la compañía Mediworld. Mediworld surge a partir de identificar que todo el mundo habla de los datos como la nueva divisa. Y tienen razón, ya que en los últimos dos años se han generado más datos sobre las personas que todos los creados a lo largo de la historia de la humanidad.

Pero dentro de esta nueva economía de la información hay unos que son especialmente valiosos e íntimos para todos nosotros: Nuestros datos de salud.

A pesar de ser nuestros activos digitales más preciados, nos dimos cuenta que no podemos acceder fácilmente a ellos, que permanecen en propiedad de terceros y desconocemos cómo son utilizados. Encontramos que la industria farmacéutica utiliza cada vez más nuestros datos para investigación y desarrollo de nuevos medicamentos, que a pesar de que existen grandes beneficios por usar nuestra información, no obtenemos ninguna compensación por la comercialización de nuestros propios datos. Democratización de tus datos de salud.

Con esto en mente nació Mediworld, cuyo objetivo es brindar a los pacientes una forma de acceder y controlar quiénes ven sus datos de salud y darles la opción de tomar una parte de las ganancias que se generan con su información, bajo su consentimiento, en sus términos y para un propósito específico como un ensayo clínico.

El graduarte del programa Thinkcamp y volver a tus “actividades normales” ha sido un gran desafío que nos ha demandado un gran compromiso. De igual forma, el incursionar en el sector salud en México sin haber estudiado formalmente algo relacionado con las Ciencias de la Salud ha sido un gran reto, desde el tema de colaborar con los médicos y especialistas hasta el aspecto regulatorio que muchas veces limita la innovación en el sector.

Durante estos meses que hemos estado trabajando en Mediworld, algunos aprendizajes adquiridos han sido:

– Involúcrate en la comunidad y aprende todo lo que puedas sobre cómo funciona el sector.

Desde que salimos de iLab, sabíamos que nos quedaba mucho por aprender y conocer las entrañas sobre el funcionamiento del sector. Por ello, nos dimos a la tarea de involucrarnos y participar de forma muy activa en eventos de la comunidad Healthtech en México. El no tener miedo a tocar puertas y hacer muchas preguntas nos ha llevado a conocer a muchos de los actores involucrados, problemas que se están buscando resolver, tecnologías que están irrumpiendo en el sector en México, a líderes de opinión y a expertos tanto de la perspectiva del especialista, industria y del marco regulatorio que nos han ayudado a obtener retroalimentación muy valiosa sobre nuestro proyecto. Esto me lleva al segundo punto:

– Lanza tu producto al mercado lo más pronto posible

Creo que muchos emprendedores (incluyéndome) queremos lanzar el producto perfecto desde el primer momento y tardamos meses o incluso años antes de hacerlo. Este es un consejo que recibí por parte de Kevin Hale, partner de la famosa aceleradora Y Combinator, a quien tuve la oportunidad de conocer en uno de los tantos eventos de healthtech a los que hemos asistido y me aconsejó seguir un modelo Lean Product y probar si realmente las personas estarían dispuestas a pagar por ello. Esta es la única forma de comprender por completo los problemas del cliente y si el producto satisface sus necesidades.

Sorprendentemente, lanzar un producto incompleto lo antes posible y luego hablar con el cliente e iterar, nos ha funcionado mucho mejor que esperar para construir el producto “perfecto”.

-Finalmente enamorarte del problema y no de la solución.

Algo que también es muy difícil de hacer, ya que muchas veces trabajas mucho tiempo en desarrollar una solución que después te das cuenta que no resuelve el problema que intentas abordar. Esto es muy importante ya que podemos caer en una solución en busca de un problema.

Al día de hoy, puedo decir que seguimos aprendiendo sobre el sector, sus retos y oportunidades. Seguimos hablando con nuestros usuarios y desarrollando la tecnología para llegar a un demo antes de finalizar este año. Hemos logrado generar alianzas estratégicas en áreas clave del proyecto desde el lado tecnológico donde IBM y su grupo fantástico de especialistas nos han asesorado; del médico, participando en las mesas de trabajo “Impulsando Nuevas Tecnologías Para Transformar El Cuidado De La Salud” organizadas por Fundación Mexicana para la Salud en donde hemos conocido a un gran número de especialistas; y en el aspecto legal, recibiendo ayuda de una gran especialista en Derecho en la Salud. Inncluso, ahora formamos parte del grupo que enviará una propuesta para legislar y promover la innovación en el sector con temas desde la receta médica electrónica hasta pruebas genéticas.

Hemos sido seleccionados para participar en el Google Launchpad, especializado en startups, que utilizan tecnología blockchain de este año. También, estaremos participando en Startup Estambul junto a otras 99 empresas de todo el mundo que fueron seleccionadas para recibir mentoría y dar un pitch frente a más de 250 inversionistas.

Recientemente, fuimos seleccionados por parte de Score my Pitch para asistir con una delegación mexicana a Hong Kong para representar al emprendimiento mexicano, atender a mesas de negocio en busca de inversión y tener exposición en este congreso sobre nuestro proyecto.

Sin duda, creo que este es el comienzo de esa montaña rusa llamada emprendimiento y que estos pequeños logros han sido el resultado de un gran esfuerzo del equipo. No existe una receta mágica que te asegure que vayas a tener éxito con tu proyecto, creo que cada empresa es diferente y tiene su etapa de crecimiento y maduración.

No es un camino sencillo, pero creo que la persistencia realmente hace la diferencia y como alguna vez dijo el famoso beisbolista Babe Ruth: “No puedes vencer a alguien que nunca se da por vencido”.

Pin It on Pinterest