Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Sep 9, 2021

Sustentabilidad en las empresas y su gran oportunidad de negocio

sustentabilidad en las empresas

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Sep 9, 2021

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.

América Latina es la segunda región del mundo más propensa a desastres naturales. 

Desde el 2000, 152 millones de personas han sufrido las consecuencias del aumento de temperatura en la Tierra, según la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

Aumento de las temperaturas, inundaciones, sequías y en general, cambios en la frecuencia y gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos, son solo algunos de los estragos que el cambio climático está generando en la región. 

En este sentido, las empresas desempeñan un papel “capital” si se trata de hablar de desarrollo sostenible. 

“Su impacto en el bienestar colectivo e individual es clave: ayudan a mejorar la vida de las personas mediante los productos que ofrecen y los servicios que prestan; contribuyen al desarrollo económico y social; y su actividad tiene un efecto directo sobre el entorno y el medio ambiente”, sostiene un estudio de Deloitte 

 

La sustentabilidad de las empresas de Latam es una oportunidad

 

En lo que respecta a uno de los países más grandes y representativos de la región, México, las empresas tienen “poca ambición” para combatir el cambio climático, al menos en lo que respecta a empresas de mayor tamaño y su nivel de emisiones, según diagnosticó el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés). 

La organización realizó un estudio de 151 empresas cuyas ventas anuales representaban el 77% del valor de las 500 compañías más importantes del país y encontró que solo 54% reportan sus inventarios de emisiones. Esto, según el WWF, lo que representa es una “falta de interés del empresariado” en medir y combinar su impacto en el calentamiento de la atmósfera. 

Y peor aún: solo 23% ha establecido metas públicas de reducción de emisiones. “Esto implica que muy pocas empresas adoptan compromisos transparentes medibles que los lleven a transformar sus operaciones hacia la sustentabilidad”, sostiene dicha organización. 

La situación es sumamente importante, porque demuestra que, de fondo, en México, uno de los diez países más emisores de gases de efecto invernadero en el mundo y uno de los más representativos en América Latina, una gran cantidad de empresas aún no se encuentra comprometida con esta causa. 

Las empresas necesitan transformar su modelo de negocio en uno que genere menos emisiones, ya sea elaborando productos más ecológicos o mejorando su cadena de producción para reducir sus emisiones. 

 

La necesidad de transitar hacia la sustentabilidad 

 

Que las empresas transiten para ocuparse de reducir sus emisiones y de crear productos y servicios amigables con el ambiente es, también, una oportunidad de negocio. 

Mauro Accurso, de la consultoría ambiental South Pole, está seguro incluso que la crisis puede ser “la oportunidad de negocio del siglo”, según sostiene en una columna de El Economista de España

El experto asegura que innovar en sostenibilidad es una clave para el sector privado debido a que las empresas que más rápido se puedan adaptar y alinear sus estrategias a la economía baja en carbono, son las que tendrán mayores beneficios de cara al futuro. 

Esto, debido a que tendrán mejor acceso al capital, conseguirán generar una mayor resistencia ante la incertidumbre, además de que construirán una mejor reputación empresarial. 

Una encuesta de la consultora McKinsey demostró que a menudo los esfuerzos de las empresas para inclinarse hacia la sostenibilidad tiene un buen sentido comercial ya que está orientado a generar ganancias en nuevos ingresos, ahorros de costos y otras ventajas, lo cual parecería benéfico. 

 

La sustentabilidad de las empresas empieza por el liderazgo 

 

¿Qué se necesita para lograrlo? Que las empresas que ya existen piensen en cómo transformar sus modelos de negocios en unos más sostenibles. Pero no solo eso, sino que aquellas que están por fundarse piensen en la sustentabilidad como uno de sus pilares. 

En cuanto a las empresas que ya están establecidas, estos cambios, para ser efectivos, necesitan empezar desde la cabeza de la compañía. 

“El camino hacia las cero emisiones netas debe convertirse en una misión de toda la organización y no apenas de algunos departamentos aislados. La descarbonización es una oportunidad de unificar los esfuerzos y mejorar el clima organizacional a partir de un propósito tan relevante”, sostiene Accurso.

Pero, ¿cómo pueden lograrlo las empresas? La consultora McKinsey realizó una encuesta en la que identificó una serie de prácticas relacionadas con el éxito de programas de sustentabilidad implementados por empresas. 

Entre estas, que las empresas involucren a sus clientes y socios comerciales en sus prácticas de sustentabilidad, es decir, que colaboren con estos aliados para hacer que sus productos sean más sostenibles. 

También es importante que las organizaciones incluyan a su fuerza de trabajo en los esfuerzos, es decir, que estas lo lleven a la cultura corporativa. 

Y este camino el compromiso de los empleados juega una gran parte, sostiene McKinsey, porque si bien la transformación tiene que gestarse desde arriba, la ejecución viene desde dentro.

¡Regístrate y recibe contenido exclusivo para hacer crecer tu organización!