Registrar una marca ante el IMPI es un proceso esencial para cualquier empresa.

Los recursos intangibles son una fuente muy importante –algunos especialistas aseguran que incluso superior que los tangibles– de ventaja competitiva para una empresa.

Es decir, que todo aquello que se ha creado alrededor de una organización, tal como marcas, eslóganes, modelos de utilidad, patentes, o procesos internos tiene un valor que va más allá de lo que se pueda contabilizar.

Por ello, es necesario asegurarse de que nadie pueda hacer un mal uso de ello y esto se logra a través de registrar una marca ante el Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI).

Recuerda que las ideas como tal no se pueden registrar, lo que sí puedes hacer es proteger los elementos de cierta marca, tales como la marca, el eslogan o la fachada.

Así que si estás empezando a emprender y todavía no registras tu marca, es importante que lo hagas lo más pronto posible.

Registrar una marca ante el IMPI:

-Da el derecho al uso exclusivo en el territorio nacional por 10 años

-Ayuda a iniciar acciones legales por posible mal uso de tu marca

-Facilita el otorgar licencias de uso o franquicias

-Distingue a tus productos o servicios de otros existentes en el mercado

Para registrar una marca ante el IMPI

 

1. Revisa que se puede registrar

Pero antes de hacerlo, necesitas revisar que tu marca es registrable. Esto se hace a través del sistema Marcanet, una herramienta gratuita del IMPI que te permite revisar que no se haya presentado o registrado una marca en el mismo giro comercial o con características similares a la tuya en el nombre, logotipo, imagen, la forma en la que suena, por ejemplo. Aquí también podrás revisar si una marca está vigente, fue negada por algún impedimento o fue abandonada.

2. Ten claro lo que quieres registrar

¿Estás seguro que es una marca lo que quieres registrar? De cualquier manera, es importante que conozcas las figuras jurídicas que existen y que protege el IMPI:

Patente, que es el producto o proceso que demuestra ser nuevo a nivel internacional

Modelo de Utilidad, que son aquellas modificaciones a inventos, herramientas y maquinarias ya existentes para mejorar su desempeño

Diseños industriales, como son modelo industrial, dibujo industrial, marca, aviso comercial (slogan), nombre comercial, denominación de origen (como el tequila, el mezcal o el queso manchego) e imagen comercial. Hoy puedes registrar hologramas, sonidos y olores que identifiquen a tu marca.

Si no estás seguro de qué es lo que quieres registrar, ingresa aquí. El IMPI ofrece un cuestionario que te puede ayudar a dejarte las cosas más claras.

3. Presentar la solicitud

Para registrar una marca ante el IMPI necesitas hacerlo ya sea en línea o de forma presencial en la oficina más cercana a ti.

Tienes que llenar un formulario por duplicado –el A para marcas, marcas colectivas (de alguna asociación de productores o fabricantes, por ejemplo), marcas de certificación, aviso comercial (slogan) o nombre comercial–o el B para marca holográfica, marca sonora, marca olfativa, imagen comercial (color, forma, etiqueta y empaque de tu producto) o la combinación de las anteriores.

Además necesitas proporcionar los siguientes datos (de acuerdo con el artículo 113 de la Ley de la Propiedad Industrial): Nombre y domicilio de quien solicita, la representación del signo que constituya la marca, la fecha del primer uso de la marca en México o, en su caso, la mención de que no se ha usado, así como los productos o servicios específicos a los que se aplicará la marca. Esto lo responderás en las solicitudes.

Además de presentar el comprobante de pago. El trámite del registro de una marca, aviso y nombre comercial cuesta 3,126.49 pesos y lo puedes pagar de forma electrónica en el Portal de Pagos y Servicios con Banamex, Bancomer, HSBC o Scotiabank. Si no lo puedes hacer así, ingresa al portal, genera una línea de captura y paga en la ventanilla de alguna sucursal de Banamex, BBVA Bancomer, Banorte o Scotiabank.

Si quieres registrar una marca ante el IMPI en persona, puedes ir a cualquiera de las seis oficinas que existen a lo largo del territorio y si no te encuentras cerca de ninguna, puedes acudir a cualquiera de las delegaciones o subdelegaciones federales de la Secretaría de Economía.

En el caso de que lo quieras hacer en línea, entra al portal y crea una cuenta PASE, ya que lo necesitarás para empezar el trámite en línea.

Pin It on Pinterest