“Quien tenga la habilidad para adaptarse más rápido al cambio es el que va a tener éxito”

Vanessa González, directora de Fomento Social y Ecológico en Citibanamex, habló con iLab sobre la importancia del impulso al emprendimiento en un afán de evitar la pérdida de empleos y un mayor daño en la economía de México frente al coronavirus. 

 

La pandemia por coronavirus se ha convertido en un hito a nivel mundial. 

Lo antes conocido va a quedar atrás y hoy tendremos que adecuarnos a la nueva normalidad, incluida la manera de hacer negocios.

 

“Esta pandemia nos demuestra que los modelos de comercialización, de oferta y de venta tienen que ser distintos”, explica Vanessa González, directora de Fomento Social y Ecológico en Citibanamex, en entrevista con iLab.

 

Y ante la necesidad de modelos distintos, se necesita una transformación a la hora de emprender y de hacer negocio. Porque si algo se necesita hoy en un país como México, es que se creen más y mejores empresas.

 

De acuerdo con un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en México 500 mil empresas están en riesgo de desaparecer debido a la COVID-19. Y esto es una cadena que traerá destrucción de empleos, pobreza y a largo plazo, un aumento en la violencia.

Se necesita emprender, transformar la manera de emprender y organizarse en cuanto a cómo va a capitalizarse todos los esfuerzos disponibles. A falta de esfuerzos gubernamentales, la iniciativa privada y la sociedad civil necesitan unir esfuerzos.

 

“Entre toda la sociedad –que incluye corporativos, organizaciones no gubernamentales, grupos de productores y vecinos– deberíamos compartir la información y armar cosas en conjunto, en un contexto en donde no sabemos si podemos tener apoyo gubernamental o no”, sostiene Vanessa.

 

“Ya no es un tema de responsabilidad social sino de futuro de negocio”, asegura.

 

En este sentido, Fomento Social CitiBanamex ha generado alianzas con varias instituciones –incluida iLab– con el objetivo de hacer llegar las herramientas necesarias a aquellos que necesitan transformar su empresa y que se han quedado con el autoempleo como una alternativa de supervivencia.

 

En el contexto que estamos viviendo, ¿por dónde empezar a construir soluciones?

Para nosotros es muy importante lo que estamos haciendo con iLab y con otras organizaciones con las que apoyamos el emprendimiento porque creemos que en las crisis se dan las grandes oportunidades.

Este es el momento para apoyar a todos estos jóvenes y no tan jóvenes que tengan idea que quieran desarrollar nuevos negocios y ahora con el reto de hacerlo bajo un nuevo esquema en esta contingencia. Esta pandemia nos demuestra que los modelos de comercialización de oferta de venta tienen que ser distintos, entonces apoyamos estas nuevas ideas con nuevos modelos. Estamos buscando cómo incubamos en esta nueva realidad

El reto es muy grande, hay muchos estudios que hablan de que el 75% de las empresas que ya existen pueden llegar a desaparecer y eso implica un numero enorme. Son millones de empleos que se pueden perder. Necesitamos fortalecer a las empresas para que no desaparezcan y fomentar que sigan creciendo nuevas empresas.

Hay un estudio de la OCDE que establece que el porcentaje de empresas que se constituyen también se va a desplomar. Buscamos que eso no pase porque las microempresas son las grandes generadoras de ingresos.

¿Qué rol puede tiene la innovación con impacto social para el mundo post-covid?

Antes veía el emprendimiento no necesariamente ligado a la tecnología y veía a la tecnología como una impulsora de algunos de los emprendimientos, pero si no estaba la tecnología, sí podía haber emprendimientos exitosos, en lo cotidiano y en el espacio físico.

Hoy en la era post-covid la tecnología es crucial. Ya no veo cómo en esta nueva etapa un emprendimiento pueda tener éxito sin la parte de la innovación y tecnología.

La innovación es lo que más impacto social puede generar, y esto va a ser algo que cambie todo los paradigmas de lo que hemos hecho hasta ahorita.

 

¿Cuál es la importancia de lo digital hoy?

Por un lado el consumidor sale a buscar bienes y servicios en la red, y el emprendedor solo puede llegar a ese consumidor a través de la red.  Quien tenga la habilidad para adaptarse más rápido es el que va a poder tener éxito y va a poder hacer llegar sus bienes y servicios a una mayor cantidad de personas.

Cualquier cosa tendría que ser encontrada en este esquema nuevo. Qué mejor que fueran emprendedores mexicanos ofreciendo estos bienes y servicios a consumidores mexicanos. La innovación y la tecnología es lo que va a tener el impacto social en la era post-covid y esto ya va a cambiar los paradigmas hacia al futuro. Aunque regresáramos al anterior esquema, ya habríamos transitado y nos habríamos acostumbrado a los avances tecnológicos.

 

A nivel educativo, ¿qué se tendría que estar haciendo hoy?

Tendríamos que estar pensando en una política pública de cómo desarrollar contenidos de emprendimiento en las primarias, secundarias y en las preparatorias. Los jóvenes salen con un nivel de conocimientos pero, ¿cómo los pueden poner ellos en práctica en el autoempleo?

En México no pensamos en estas cosas, la aspiración es emplearte en una gran empresa, pero  si pudiéramos desarrollar estos contenidos en el ámbito educativo sería excelente. Sino se puede hacerlo en el ámbito formal, que lo hiciéramos los que estamos trabajando en esto. La idea seria que podamos comunicar esto a nivel general para que más jovenes y mujeres se animen a emprender.

¿Dónde enfocar las energías?

Es importante trabajar con jóvenes de la comunidades, para en lugar de que piensen en emigrar, que ahorita es más complejo, que fortalezcan los modelos que establecieron los padres y los abuelos.

Por ejemplo, los cafetaleros. Los jóvenes que hoy no son dueños de la tierra pensaban en irse porque el esquema familiar está puesto en una cooperativa cafetalera.

Nosotros hemos trabajado con estos jóvenes para que sean ellos los que traigan innovaciones, que lleven la administración, que busquen nuevos mercados, y que, si no se incorporan al final a la cooperativa, puedan generar negocios paralelos que ayuden a la propia cooperativa cafetalera. Ahí hemos encontrado nichos para el ámbito rural.

 

¿Qué importancia tiene fomentar la empleabilidad en esta época?

Es importantísimo el trabajo con jóvenes para desarrollar competencias, porque talento hay pero hay veces que el sistema educativo no les da las herramientas para poderse vincular con los empleos. Se llaman soft skills y les sirven a los jóvenes para poder socializar, hacer entrevistas, presentarse en una gran empresa y obtener el trabajo y quedarse.

Había una desconexión de lo que requería la empresa y los talentos y habilidades que tenían, pero cuando tú logras que coincidan, ganan todos y los jóvenes se pueden quedar en las ciudades de origen y mejorar el ingreso familiar. Tenemos varios ejemplos de varios jóvenes que antes tenían una aspiración de ganar 6 mil pesos y ahora pueden llegar a puestos de 18 mi pesos que es un sueldo que representa una gran ventaja a nivel del ingreso de la familia.

Es muy importante que los jóvenes tengan la esperanza de que lo que están haciendo va a estar complementado con más talentos para tener un empleo formal. 

Y a nivel del emprendimiento, el mexicano es muy del changarro y del micronegocio, pero si le podemos dar una formalidad a eso y que se conciban a sí mismos como empresarios y emprendedores y a que con su emprendimiento ayuden a los problemas sociales de su comunidad y se queden en su comunidad generando ingresos, será un gran éxito. Aunque se logre en solo una comunidad.

 

Para el 2021, ¿dónde quieres que estemos y cómo podemos llegar a contribuir para que eso se logre?

Lo que los economistas del banco dicen que se va a ver una caída fuerte del PIB y del ingreso, pero si logramos meterle los recursos a tiempo para que nuevos negocios logren crearse, crecer y para que los que están no desaparezcan, la curva de regreso va a ser mejor.

Si no metemos los recursos necesarios a tiempo, ese crecimiento va a ser más complejo y vamos a tardar más en salir. Es estratégico para toda la sociedad civil e iniciativa privada que logremos esa curva rápida y de regreso.

A mí lo que me da esperanza es que el regreso puede ser rápido con una estrategia correcta. Lo podemos lograr. 

 

vanessa gonzalez becas citibanamex

 

Pin It on Pinterest