Convertir una crisis en oportunidad, la esperanza para las pymes ante la COVID-19

En la medida en la que las empresas puedan encontrar qué es lo que las hace únicas, aumentarán sus posibilidades de supervivencia.

 

La pandemia del coronavirus ha detenido a México y al mundo entero.

Desde hace poco más de dos meses, la población mexicana ha tenido que confinarse en sus casas para colaborar para que la enfermedad causada por el coronavirus no colapsara al sistema de salud.

Esto ha obligado a millones a parar. Lo que ha puesto en jaque a millones de pequeñas y medianas empresas que luchan por su supervivencia en el día a día.

¿Es posible que esta crisis pudiera traer algo bueno para alguien?

Por sorprendente que parezca, la respuesta es sí. Las dificultades por sobrellevar el día a día están presentes, pero a un lado también se encuentran algunos caminos que podrían llevar a las empresas a un mejor lugar del que se encontraban antes. Por supuesto, no todas lograrán atravesar estos momentos difíciles y muchas morirán en el camino.

Sin embargo, es necesario buscar cómo convertir una crisis en oportunidad. Hoy esta pandemia ofrece, para los negocios medianos y pequeños, una “oportunidad sin precedentes”, según encontró un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Arizona comentado por sus autores en la MIT Sloan Management Review.

“El entorno actual ofrece una oportunidad sin precedentes para que estas compañías más pequeñas compitan contra sus rivales más posicionados”, señala este análisis.

 

Mientras las grandes se duermen, las pymes pueden ganar mercado

 

¿Por qué? Porque las grandes marcas no están haciendo realmente mucho por innovar. Estas han tenido más bien una “respuesta mediocre” ante la pandemia, lo cual crea una oportunidad real para las marcas pequeñas y medianas, según este mismo ejercicio.

Los consumidores están repensando y cambiando sus rutinas de compra, lo que le permite a las pymes insertarse en esta nueva rutina a la que la pandemia está llevando a los consumidores.

“Las marcas que se tomen el tiempo para comprender los cambios en el comportamiento y las actitudes de los consumidores crearán una oportunidad para innovar en cómo se puede crear y entregar un nuevo valor”, sostienen. Esta es, pues, para las empresas pequeñas y medianas, una oportunidad de oro para llamar la atención de los clientes.

Todo esto gira alrededor de un concepto fundamental: La propuesta de valor de una empresa. Esta es aquello que hace único.q un negocio y a sus productos y servicios. (Si quieres leer más sobre la propuesta de valor, da clic aquí).

Es eso único e intercambiable que hará que los clientes le compren a esa empresa y no a otra. Es tener claro qué ofreces, para quién lo ofreces, por qué lo ofreces y los beneficios que le ofreces al consumidor que no va a encontrar en ningún lado.

Convertir una crisis en oportunidad hoy es clave y tener una propuesta de valor clara va a permitir que las empresas lo logren.

 

Preguntas clave

 

Ante la demanda de los productos que está cambiando completamente debido a la pandemia, Joaquín García Galván, profesor de negocios de la IBERO, explica que las empresas tienen que replantearse la reinvención de sí mismas a través de tres preguntas: ¿Qué producir? ¿Cómo producir? ¿Para quién producir?

La primera se refiere a la demanda de nuevos productos en el mercado. La segunda tiene que ver con la redefinición de los propios procesos de la empresa. Hoy más que nunca, es importante buscar la manera de hacer más con menos y de preguntarse qué es lo indispensable.

Y la última pregunta tiene que ver con la identificación de nuevos clientes potenciales. Nuevos hábitos de consumo están naciendo y con ello nuevos clientes potenciales para comprar otros productos que antes no figuraban en su panorama.

“(Es muy importante) empezar a identificar nuevas oportunidades de negocio, es decir, nuevos clientes potenciales. Identificar sus necesidades, gustos y preferencias y a partir de esto generar una transformación de nuestra idea de negocio orientada a la satisfacción de las nuevas necesidades del mercado”, sostiene el académico en una videoguía que ofrece la IBERO a las mipymes en estos tiempos de crisis sanitaria.

El camino no es sencillo, pero aquellas empresas que puedan convertir la crisis en oportunidad y sean capaces de ofrecer algo realmente valioso a sus clientes son las que sobrevivirán a la pandemia.

 

 

Pin It on Pinterest