Empresas comprometidas con el medio ambiente

Empresas que cuidan el ambiente: Volverse verde para competir mejor

Cada vez las organizaciones consideran en sus estrategias de negocio el cuidado del entorno ambiental. Y es que las empresas que cuidan el ambiente tienen mayores posibilidades de sobrevivir en el entorno ultracompetitivo de hoy.

P&G, Unilever y Body Shop trabajan en una estrategia para la reutilización de envases de plástico. Clōe ha reducido sus productos de piel y planea introducir productos de plástico reciclado. No solo en México sino que es una tendencia a nivel mundial.

No es solo por ética, sino también por supervivencia.

“Los directivos no pueden cerrar los ojos ante esta evolución del entorno si desean mantener la capacidad competitiva de su empresa”, explica un documento de la Universidad de Zaragoza. 

Y es que a los consumidores les importa.

Ellos toman decisiones basadas en cómo las marcas tratan al ambiente y a las comunidades en las que se desenvuelven, según un estudio de Deloitte.

80% de los consumidores estarían dispuestos a pagar más si una empresa sube sus precios para ser más responsable social y ambientalmente.

Las empresas que cuidan el ambiente se diferencian más

Así, tomar en cuenta el aspecto medioambiental en la estrategia de negocios hace a las empresas más competitivas a la vez que les permite diferenciarse en el mercado. 

¿Por qué?  Porque hacerlo implicará menos recursos utilizados. Esto a su vez resulta en menos costo y mayor eficiencia en los sistemas, mayor productividad y competitividad, explica la investigación “Medioambiente: desafíos y oportunidades para las empresas”.

En este camino en el que las organizaciones cada vez cuidan más el ambiente, lo ideal sería un ganar-ganar entre estas y el entorno. 

“A la vez que la empresa consigue maximizar sus objetivos financieros y el cliente consigue satisfacer sus necesidades a través del producto de la empresa, el medio ambiente sale beneficiado a través de una minimización del impacto causado”, explica este texto.

Y para lograrlo, es necesario que la organización tome una “actitud proactiva y no defensiva contra el ambiente”, según el estudio de la Universidad de Zaragoza. Es decir, que tenga una estrategia a largo plazo en ese tema y que busque prevenir y no simplemente reaccionar. 

Al final, las empresas que cuidan el medio ambiente son más competitivas que las que no lo hacen. 

“Es preferible rediseñar productos, procesos y la estructura funcional de la empresa que implantar filtros de gases, depuradoras de aguas residuales o descontaminar suelos”, explica el mismo documento. Puede implicar un desembolso inicial mayor, pero esto será mucho más barato que hacerlo en sentido contrario.

Pero no solo es importante que las empresas se suban a esta ola medioambiental. Necesitan comunicarlo a sus consumidores. “Promover tus métodos amigables con el ambiente puede diferenciarte de tus competidores y atraer nuevos”, señala un documento del gobierno australiano al respecto.

Hacerlo hará que la reputación de la marca mejore. Esto, junto con una estrategia a largo plazo, esta podrá ser conocida por reducir su impacto ambiental.

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest