Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Ago 13, 2021

3 grandes razones por las que las empresas necesitan desarrollar intraemprendedores

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.
Ago 13, 2021

Mariana F. Maldonado

Periodista especializada en innovación.

Uno de los mayores riesgos de las empresas, sea cual sea su tamaño, es el estancamiento. Llegar a un punto en el que la organización ha encontrado cierto grado de comodidad con los productos o servicios que ofrece y con las cosas tal cual están. 

Es un gran enemigo porque cuando llegue la incertidumbre hay una mayor posibilidad de que la compañía no esté preparada. 

Precisamente los últimos tiempos han demostrado que la incertidumbre y la transformación son una parte inseparable de la vida. Así que hoy más que nunca, las empresas deberían voltear a ver al intraemprendimiento como una de las maneras de permanecer vigente y de cara al cambio constante. 

 

¿Qué es el intraemprendimiento?

 

Thomas Chamorro-Premuzic, jefe de talentos de ManpowerGroup y profesor de psicología empresarial en el University College London y en la Columbia University, explica con palabras sencillas lo que significa ser un intraemprendedor:

“Es la tendencia general a aprovechar la innovación en el trabajo, encontrando mejores formas de hacer las cosas y fomentando proactivamente el progreso en la organización”. 

Se trata de emprender e innovar pero al interior de una organización, aprovechándose de todos sus recursos disponibles. 

Sin embargo, esto, para todas las organizaciones, sobre todo para las más grandes –debido a su tamaño y a la burocracia interna que representan los procesos– es un reto. 

Chamorro-Premuzic sostiene que en la mayoría de las organizaciones, especialmente en las grandes, hay muchas ideas creativas que nunca se ejecutan. 

 

¿Cómo abordar el intraemprendimiento? 

 

A través de la creación de una cultura que aliente a los trabajadores a ser audaces, a adoptar enfoques ingeniosos ante los problemas y a cuestionar constantemente el status quo, es decir, creando una cultura intraemprendedora, sostiene Joanne Lawrence, profesora de Sociedad y Negocios Globales en la escuela internacional de negocios Hult. 

Andrew Corbett, presidente de estudios empresariales en Babson College, coincide y asegura que la innovación tiene que ser un esfuerzo de toda la empresa, respaldado de arriba a abajo por sistemas, estructuras y una cultura empresarial que nutra ideas y productos transformadores. 

 

“Las empresas necesitan institucionalizar la innovación en lugar de esperar que simplemente fluya de los intraemprendedores que operan dentro de las estructuras existentes”, explica el especialista en un texto para la Harvard Business Review.

 

Si en la organización permea este espíritu desde lo más alto, los proyectos intraemprendedores tienen mucha más posibilidad de ver la luz. 

Estas son tres grandes razones por las que las empresas necesitan apostar por desarrollar intraemprendedores. 

 

Fomenta el compromiso laboral

 

Que un colaborador se forme para ser intraemprendedor permite que este genere recursos personales a través del tiempo. Y esto, en consecuencia, fomenta el compromiso laboral de estos con la organización. 

Un estudio realizado por investigadores de la Erasmus University of Rotterdam y de la University of Johannesburg de Sudáfrica, encontró que entre los intraemprendedores de una organización se genera un ciclo de ganancia positivo, en el que se relaciona una mayor cantidad de recursos personales con un mayor compromiso laboral hacia la compañía.

 

Los intraemprendedores mejoran la productividad

 

Cuando los empleados no están comprometidos con las organizaciones, se nota porque son menos productivos. 

Estudios de la consultora Gallup han demostrado que una gran cantidad de los empleados están desconectados emocionalmente de sus empresas, lo que les hace trabajar en contra de los intereses de sus propios empleadores. 

 

“Ellos son menos productivos, son más propensos a robar, son una influencia negativa para sus compañeros, pierden días laborales y ahuyentan a los clientes”, sostiene un documento de Gallup. 

 

Y en estos casos, el intraemprendimiento es una de las alternativas para mejorar el compromiso de los empleados con las empresa. El resultado es que con esto pueda lograrse un aumento en la productividad. En este sentido, lo que se ha demostrado es que los empleados comprometidos son más productivos. 

Un estudio de esta misma consultora analizó la relación entre bajo compromiso y desempeño en equipo. En este encontró que cuando las expectativas de un empleado no son cubiertas hay más posibilidad de tener ausencias. Pero no solo eso, sino que aquellos que sí están comprometidos con la compañía pueden ser hasta 17% más productivos que los que no.

 

Innovación y nuevos productos o servicios

 

Si la organización adopta una visión emprendedora y que abrace el riesgo –emprender inevitablemente significa arriesgar–, el resultado será la generación de procesos innovadores que permitan dar pie a la generación de nuevos productos y servicios. 

Las notas de Post-It, el botón de “me gusta” de Facebook, la PlayStation. Todos estos productos son “ejemplos legendarios” que muestran el poder de los intraemprendedores, sostiene Andrew Corbet, el presidente de estudios empresariales en Babson College.

Sin embargo, para que los intraemprendedores casos puedan existir, asegura el especialista, estos tienen que actuar con el apoyo de toda la empresa. Es decir, necesitan más que ser individuos brillantes que actúen solos.

Por ello, las empresas necesitan institucionalizar la innovación. Necesitan  reconocerla como una “función permanente” de la compañía, así como lo es la contabilidad, las ventas y las finanzas.

Conoce más sobre qué es el emprendimiento, en este texto de nuestro blog.

 

¡Regístrate y recibe contenido exclusivo para hacer crecer tu organización!