¿Estás haciendo ‘home office’ debido a la pandemia del coronavirus? Quizá ya tengas práctica de trabajar desde casa, pero si no, es importante seguir algunas recomendaciones para que el home office no se te salga de control.

En casa convivirás con muchísimas distracciones más que en la oficina. Los niños ahora que también estarán en casa, tu pareja, el perro, la lavadora… y si no pones orden, esta experiencia se puede convertir en una pesadilla.

Actualmente, solo 40% de las empresas en México ofrecen la posibilidad de tener trabajo flexible –lo que implica no solo trabajar en casa sino poder escoger los horarios de trabajo, por ejemplo– y de estas, apenas 19% les da la posibilidad de trabajar desde casa y 14% les permite trabajar desde cualquier lugar, de acuerdo con un ejercicio de Citrix.

Debido a que el ‘home office’ todavía tiene mucho por avanzar en la cultura laboral mexicana, probablemente no tengas mucha experiencia laborando desde el hogar, pero para ello, te dejamos algunas recomendaciones.

Fija una rutina 

Si no lo haces, puedes caer en alguno de los extremos. Ya sea trabajar de más o por el contrario, de menos. En ambos casos, o tú sacrificarás tiempo libre o tu jefe podría no estar tan contento. 

Estar en casa te evitará los traslados, con lo que ganarás tiempo, pero también te enfrenta a retos como el cuidado de los niños o el mantenimiento de la casa.

Así que ante esto, es importante que te pongas horarios para trabajar. La idea es que trabajes el mismo tiempo y de la misma manera en la que trabajas desde tu oficina. Por ello,  trata de emular el esquema que llevabas antes de ir a casa a trabajar. Si en tu empresa no te exigen estar conectado a ciertos horarios, divide a lo largo del día tu horario laboral para que puedas cumplir las ocho horas.

Dedica un espacio en específico para hacer ‘home office’

“Para muchos el desorden genera estrés y esto a su vez baja productividad, por ello, elige un lugar que te genere tranquilidad y te permita concentrarte para trabajar”, recomienda María Hernando especialista en wellness corporativo, en un comunicado.

Decóralo como quieras pero establece que ese lugar sea exclusivo para trabajar. Abandona la idea de trabajar en la cama. Va a dolerte la espalda, vas a querer dormir más rato y te sentirás tentado a abandonar tus obligaciones.

Comparte con tus compañeros

En general, el ‘home office’ trae el riesgo de aislarse del mundo exterior. Y esto es un riesgo porque las personas que se aislan se enferman más y son más infelices.

En estos momentos, en los que todos estamos pasando momentos de tensión frente a esta pandemia mundial, no puedes correr ese riesgo de aislarte. Por ello, es muy recomendable que sigas en contacto con tus compañeros de trabajo con los que te llevas mejor. Intercambia con ellos impresiones laborales así como lo hacías cuando estabas en la oficina.

Thuy-vy Nguyen, una doctora de la Durham University, explica a Time que muchas veces este aislamiento de los trabajadores que laboran en casa suele pasar desapercibido, sin embargo, es necesario ponerle atención, ya que los seres humanos estamos acostumbrados a la interacción social. Esta, a su vez, facilita la cooperación.

Ella recomienda encontrar un colega con el que puedas contactar cuando sientas la necesidad de hablar con alguien. También puedes mantener contacto con otros amigos de otras empresas, pero que estén pasando algo similar.

Establece pequeñas metas

Trabajar en casa tiene muchos retos, como el aislamiento. Puedes llegar a sentirte solo si no tienes compañeros al lado con los que puedas compartir sobre trabajo o simplemente con los que puedas cruzar un par de frases. Así que esto podría desmotivarte. Mantén el contacto con ellos, pero también, establece pequeñas metas a lo largo del día.

Planea tener listo cierto documento antes de las 10 o tener esos datos listos para hacer la videollamada que necesitas antes de la hora de la comida. Hacerlo le dará un impulso a tu motivación e incrementará tu productividad.

Pon atención a la manera en la que comunicas

Otra recomendación de los expertos entrevistados por Time es que además del correo electrónico utilices otras herramientas tecnológicas como una videollamada, por ejemplo, para comunicarte con el resto de tu equipo.

Si no tienen la modalidad de trabajo en casa de manera cotidiana, no tienen práctica con ello. Así que no poner atención a la forma en la que comunicas podría traer malos entendidos.

Asegúrate que a tus compañeros les quede claro tu mensaje. En contraste, cuando recibas de ellos comunicaciones, de igual manera, asegúrate de que lo que estás entendiendo lo estás haciendo bien.

Establece límites con los miembros de la familia

Si en casa no estás solo, necesitas hablar con todos para que respeten tus tiempos de trabajo. Puede ser muy tentador alargar el desayuno, hacer la plática contigo cuando te levantaste por café o pedirte si puedes meter la ropa a la lavadora ya que estás cerca de la cocina. Pero para que esto no suceda deja claro con todos tus horarios.

Por lo general, cuando estableces expectativas y las cumples, las personas entienden sus límites en lugar de asumir que estarás disponible todo el tiempo”, explica la coach Elizabeth Grace Saunders en un texto para la Harvard Business Review al respecto.

Quítate la piyama para empezar el ‘home office’

Es una recomendación que la mayoría de expertos hacen. Algunos recomiendan vestirse incluso como si fueras a la oficina. Mientras que otros aseguran que con la ropa de estar en casa es suficiente. De cualquier manera, un baño antes de sentarte frente a la computadora va a activarte y a darte más energía para empezar el día de trabajo.

Estos son solo algunos de los consejos que expertos en el tema nos dan sobre cómo ser más productivo trabajando desde casa ante el reto que estamos viviendo. En iLab, también tomamos ciertas medidas para detener la propagación del COVID-19. Si quieres conocerlas, da clic aquí.

Además, en las próximas semanas seguiremos utilizando nuestros canales digitales para ofrecerte algunas opciones de capacitación online y así saques el mayor provecho de la situación. Solo debes registrarte en el siguiente formulario y te compartiremos nuestras actividades de los siguientes días:



Pin It on Pinterest