Día Internacional de la mujer: Emprendedoras y extraordinarias, mujeres salidas de las filas de iLab

El Día Internacional de la Mujer es un día que sirve para recordar que el camino por recorrer en materia de derechos para las mujeres es todavía largo. Para recordar que, por desgracia, todavía hay mucha distancia hacia la equidad.

Las mujeres trabajan más que los hombres pero ganan entre 5% y 30% menos que los hombres de igual nivel educativo y características demográficas similares, según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo. A este ritmo, necesitaremos llegar a 2069 para llegar a la igualdad de sueldos.

En temas de lugares en el gobierno, para que las mujeres ocupen la misma proporción de escaños, se van a necesitar 107 años, según la Organización de las Naciones Unidas.

En el emprendimiento, sucede la misma historia. Ellas son minoría. Por supuesto, no tiene que ver con la capacidad, sino con las barreras a las que se enfrentan. Entre estas, el cuidado  del hogar, lo cual hace que tengan menos tiempo y recursos para emprender, de acuerdo con varios estudios.

Sin embargo, es un momento también de valorar y de hablar de las mujeres que se han enfrentado a adversidades pero han logrado luchar por sus sueños y alcanzar grandes metas.

En iLab, tenemos en nuestras filas a muchas mujeres extraordinarias. Mujeres que han logrado lo que antes les parecía impensable y que se han enfrentado a barreras externas pero también a la necesidad de derribar sus propios miedos.

Por eso, en este Día Internacional de la Mujer, te presentamos a tres de las mujeres que están haciendo historia al emprender de manera tecnológica, un reto que en México, merece doble mención.

Mariel Pérez Carrillo, Innus Technologies

Si una palabra es importante para Mariel a la hora de emprender es resiliencia. Emprender en el mundo de la ciencia y tecnología no es fácil. Mucho menos en un país en el que ni siquiera se cubre la obligación constitucional de inversión en ese rubro.

“El proceso es difícil, cualquier meta en la vida es difícil, pero con mucha paciencia, constancia y tolerancia. Además de que se necesita ser muy resiliente porque eso te va a llevar a alcanzar tus objetivos”, explica.

Reponerse ante las adversidades es la clave para lograr este enorme reto que es emprender. Mariel fue al campo a aprender de los agricultores y se dio cuenta que ellos no saben el estado de su cultivo, además de que desconocen en qué estado se encuentra su suelo. Ante este problema, desarrolló Enviro. Este es un dispositivo de diagnóstico agronómico a través de sensores que permite conocer el estado de los cultivos a través de una app y una plataforma web.

Para ella, acercarse al campo no fue fácil, entre otras cosas, por el simple hecho de ser mujer.

“Me metí a esta área porque es de las más olvidadas, pero uno de los retos a los que me enfrenté es que por el solo hecho de ser mujer, los agricultores o campesinos no voltean a verte, no te hacen caso”, explica.

Este año, ella fue reconocida por el Instituto Tecnológico de Massachusetts como uno de los innovadores menores de 35, demostrando que en México, el desarrollo tecnológico, a pesar del poco apoyo, y de las barreras propias que por desgracia todavía tienen las mujeres, puede ser una realidad.

“Es muy importante que las mujeres tengan un papel en la ciencia, tecnología, salud, política, en todos los ámbitos. Las mujeres ya estamos alzando la voz y la mano para apoyarnos entre nosotras. Somos parte fundamental de un sistema en el que no somos las más beneficiadas… La sororidad hace que la unión entre mujeres sea cada vez mayor y hará que el camino sea más corto”, asegura.

Leilany Chávez. Apisgro

A lo largo de su formación en iLab, Leilany empezó a enamorarse de las abejas. Le maravillaba la función tan importante de cuidado que hacen lo apicultores a nivel mundial. Esta especie es fundamental en la creación: Sin abejas no hay polinización, sin polinización no hay semillas. Y sin semillas no hay plantas y no hay vida.

Para contribuir a buscar soluciones, creó Apisgro, una startup que contribuye a la lucha contra el mayor enemigo de estos insectos, la Varroa Destructor, un ácaro responsable de enfermarlas y hacer que vivan la mitad del tiempo.

Emprender para ella ha sido abrir una puerta para desarrollar y potencializar sus habilidades, aunque no sin algunos obstáculos en el camino.

“Como mujeres hay todavía camino que recorrer hacia la igualdad, y no hablo solo igualdad de género, sino una igualdad socioeconómica, educativa o de oportunidades”, asegura.

Sin embargo, una manera de acortar el camino, asegura, es evitar que las mujeres mismas se encasillen o se estereotipen. “Las jóvenes necesitan creer que pueden realizar todo lo que se propongan, pero tienen que empezar por creer”, sostiene, “el papel de la mujer en la sociedad mexicana hoy en día es indispensable para el progreso del país”.

Ganó el año pasado el  Premio Estatal de la Juventud de Durango en su edición 2019, en la categoría “Ingenio Emprendedor”. Emprender para ella ha sido abrirle la puerta al desarrollo y a la capacidad de potenciar habilidades que antes no tenía desarrolladas.

Norma Elizabeth Martínez. Insight Alert

La tenacidad es una de las cualidades que Elizabeth ha necesitado para emprender. Es creadora de una cubierta inteligente que detecta la sepsis de forma inmediata y que aspira a identificar la bacteria responsable de la infección, llamada Insight Alert. Entre los retos a los que hoy se enfrenta es al de atravesar la enorme burocracia que persiste en México. Necesita lograr la patente de su invento.

Esto además de la necesidad de obtener recursos para poder continuar con la investigación. Es necesario que la cubierta inteligente sea capaz de detectar el tipo de bacteria que está causando la infección.

Este desarrollo le valió ser reconocida por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) como una de los innovadores menores de 35 en 2017.

El reconocimiento del MIT no ha sido el único premio que Elizabeth ha ganado. Fue reconocida como ganadora del Premio Nacional del Emprendedor 2016, como Mujer Colima 2018; ha sido galardonada con el Premio Santander a la Innovación empresarial 2018. Además de con el Premio Estatal de la Juventud de Colima 2019 en la categoría de Innovación y Emprendimiento.

A las mujeres, les da un mensaje de esperanza. “Como mujeres mexicanas tenemos el reto de vencer nuestros miedos, de aprender a utilizar todo aquello que nos lastimo, nos asustó de niñas, adolescentes para que nos mueva y nos vuelva imparables hasta lograr una sociedad en la que podamos sentirnos seguras”, sostiene.

Este camino de emprendimiento no solo le ha enseñado habilidades relacionadas con la creación de nuevos proyectos, sino valores tan importantes como la paciencia y la resiliencia. El desarrollo de un dispositivo de esta naturaleza no es para nada rápido. Más bien este proceso la ha metido en una suerte de laberinto burocrático. Sin embargo, siempre aparece una “señal” que hace que parezca que el proyecto “mágicamente” vaya avanzando.

Hoy Elizabeth se encuentra en esta carrera de desarrollar su proyecto, una de tenacidad y resiliencia. “Emprender es una verdadera montaña rusa de emociones, sin embargo una maestría de vida que me ha llevado a crecer en todo sentido”, asegura.

El Día Internacional de la Mujer es tan solo un día, pero es un gran pretexto para no olvidar que hay mucho camino por recorrer en el camino de la igualdad. Y que, por fortuna, hay grandes mujeres ya transitando ese camino. 

 

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest