Diferencia entre crear e innovar

¿Hay alguna diferencia entre crear e innovar o son términos intercambiables?

 

En muchas ocasiones, no se hace ninguna diferencia entre crear e innovar y ambos se usan de manera indistinta, sin embargo, son distintos entre sí. 

Primero, ¿qué es la creatividad? Esta es, esencialmente, la creación de cualquier cosa, ya sea una idea, un producto tangible o una actuación, siempre y cuando lo que se cree sea de alguna manera distinto a lo que ya se ha hecho antes, explica el reconocido psicólogo Daniel Goleman en un texto para el World Economic Forum.

Y, ¿qué es la innovación?  La implementación de esta nueva creación, según explica Goleman. Es decir, que la innovación depende de la creatividad y esta es el punto de partida para que después surja la innovación, que es una manera de hacer distinta las cosas. 

En estas ideas coincide Vijay Govindarajan, uno de los coaches más famosos en estrategia e innovación y autor bestseller del New York Times y del Wall Street Journal.

En un texto para la Harvard Business Review, Govindarajan asegura que si bien la creatividad es emerger con “la gran idea”, innovar consiste en ejecutar esa idea y convertirla en un negocio exitoso.

La innovación no existe sin la creatividad, pero las grandes ideas necesitan ejecutarse, así que para la creatividad es también esencial la innovación. De no existir esta implementación, las ideas se quedarán solo en eso. 

Las empresas necesitan de innovación para perdurar, esto no es un secreto.  

Por desgracia, las organizaciones se encargan de “asesinar” a la creatividad en más ocasiones que en las que le dan apoyo, según lo que ha encontrado Teresa Amabile, una psicóloga y profesora de la Escuela de Negocios de Harvard que lleva más de cuatro décadas investigando la creatividad.

Y si “matan” a la creatividad, la innovación nunca podrá hacer su aparición.

“En los negocios, la originalidad no es suficiente. Para ser creativo, una idea también debe ser apropiada, útil y aplicable. De alguna manera debe influir en la forma de hacer negocios, por ejemplo, mejorando el productos o abriendo una nueva vía para abordar un proceso”, sostiene Teresa Amabile en un famoso artículo publicado en la Harvard Business Review ya hace dos décadas.

 

Una mirada más profunda hacia la creatividad

 

Pero, ¿cómo funciona el pensamiento creativo? Amabile explica que este se refiere a la manera en la que las personas enfocan los problemas y sus soluciones y a su capacidad de relacionar ideas que ya existen juntas y crear nuevas combinaciones. Es decir, que la creatividad depende de cómo una persona aplica todo el conocimiento que tiene y lo relaciona entre sí.

La creatividad de una persona es, de alguna manera, un “recurso natural” propio de esta, sostiene la investigadora. Pero hay algo de lo que de verdad depende qué tanto una persona será o no creativa, y es la motivación. Si alguien no está motivado, todo este potencial se quedará sin utilizar.

Entonces, ¿por qué las organizaciones son, de alguna manera, expertas en “asesinar” la creatividad? Porque no saben cómo motivar a sus colaboradores. A veces lo intentan hacer a través del dinero, por ejemplo, pero esto ha demostrado tener poca efectividad a largo plazo.

La motivación –que a su vez impulsa a la creatividad– tiene dos formas de generarse, ya sea de manera externa al individuo o de manera interna.

En la manera externa es en la que fallan las empresas pero, ¿tienen alguna manera de incidir en la motivación que viene desde dentro del individuo? La investigadora asegura que esto se puede lograr a través de cambios en el ambiente de la empresa. Es decir, prepararle el terreno al empleado para que él mismo pueda sentirse de alguna manera inspirado y con ello, pueda fomentar su creatividad. Esto es darle libertad, recursos, estímulos y en general, todo el apoyo de la organización para que él se pueda desarrollar libremente.

 

De la creatividad a la innovación y al éxito empresarial

 

La innovación depende de la creatividad. Y de esta depende el éxito empresarial. Se ha demostrado que las empresas que sobreviven son aquellas que innovan. Y para innovar es necesario primero ser creativo. Ya que está esta gran idea, es necesario implementarla. Esto es la innovación y de ello depende que las empresas perduren o no a través del tiempo.

“La relación entre la creatividad y el éxito empresarial es muy importante y en muchos casos ha sido sobreestimada”, asegura la investigadora de Harvard. ¿Qué es lo que tienen que hacer las empresas? Darle espacio a sus empleados para que fomenten la creatividad.  Se trata primero de que las organizaciones tengan empleados felices para que, en consecuencia, puedan tener clientes felices.

Si quieres unirte a nuestra comunidad de emprendedores y recibir información relevante sobre este y otros temas, solo tienes que registrarte:


Pin It on Pinterest