La Universidad del Futuro y la Educación 4.0

¿Crees estar listo para los retos de la educación del futuro? Regístrate a nuestro Live Webinar

iLab

Consultora en innovación que transforma ideas en soluciones con impacto positivo.
Ago 20, 2019

La educación superior se encuentra ante un panorama muy dinámico. La globalización y la rapidez con la que vivimos (y consumimos) los avances tecnológicos, obligan a las universidades a redefinir su rol. En la actualidad, el sistema educativo gira entorno a las características y necesidades de un perfil del siglo XX.

Sin embargo, la misma naturaleza evolutiva del ser humano apunta que: el perfil tradicional del alumno inscrito a programas presenciales dentro de un aula comienza a desaparecer.

Los estudiantes actuales consumen educación de manera distinta: obtienen créditos por medio de diferentes instituciones, toman cursos en línea, e incluso pueden tomar materias de diferentes campus o universidades.

Por ello, los planes de estudio deben volverse cada vez más ágiles, emprendedores y centrados en los nuevos estudiantes.

A la par, el mercado laboral también está cambiando, exigiendo cada vez más a los nuevos profesionistas un conjunto de habilidades que les permitan enfrentar los nuevos retos de las grandes compañías. La adopción de estas herramientas, así como la de nuevas formas de tecnología como realidad virtual, inteligencia artificial o big data, serán el arma más poderosa para aquellos que deseen desempeñar un lugar ante las nuevas ocupaciones emergentes.

Son estas mismas tecnologías las que deberán ser adoptadas dentro de las aulas y los profesores deberán enfocarse más en ‘la aplicación del aprendizaje’ más que en ‘la adquisición del conocimiento’.

De acuerdo al Foro Económico Mundial, el pensamiento crítico y analítico, estrategias de aprendizaje, creatividad y originalidad e inteligencia emocional, son solo algunas de las habilidades que las empresas buscan en los nuevos perfiles.

Los sistemas educativos están creando una red a lo largo de todo el mundo que permitirá una mayor movilidad internacional de estudiantes, por lo que las instituciones deberán incluir competencias y contextos globales en los nuevos métodos de enseñanza.

La educación 4.0 es una respuesta a la industria 4.0 y coloca al estudiante en el centro del ecosistema de la educación superior. (Bringing Education 4.0 to life. Ernest & Young, octubre, 2018).

El modelo de enseñanza ha pasado de ser instruccional a interactivo y para que las instituciones triunfen ante este nuevo fenómeno, es indispensable que sus líderes se transformen también.

Implementar tecnologías como realidad virtual o aumentada en las aulas, colocará al alumno frente a situaciones reales de trabajo y, a la par de aplicar el conocimiento adquirido, desarrollará la capacidad de resolución de problemas de la vida cotidiana.

Con contenidos o programas online, se podrán desarrollar investigaciones en conjunto con otras universidades e incluso industrias que podrán ser aplicadas en la vida real.

La clave está en la innovación. Mejorar el acceso y hacer de la educación superior algo posible y disponible para todos, sin importar el tiempo, el lugar o la forma de aprender, es el reto.

Si quieres saber más sobre este tema, no te pierdas nuestro Live Webinar: The University of the Future, impartido por Víctor Moctezuma, CEO de iLab, en el cual abordará aspectos fundamentales de la educación en el futuro y los cambios que debe sufrir.

La cita es este miércoles 28 de agosto a las 18:30 hrs. a través de Zoom.
¿Quieres tomarlo? Solo debes registrarte en el siguiente formulario y te haremos llegar la liga:



Noticias recientes
Gorriones, un proyecto de dos profesores excepcionales que busca combatir la desnutrición de la sierra de San Luis Potosí a través de la recolección segura de hongos e insectos 

Gorriones, un proyecto de dos profesores excepcionales que busca combatir la desnutrición de la sierra de San Luis Potosí a través de la recolección segura de hongos e insectos 

Alejandro, Andrea y su equipo de alumnos buscan cambiar la realidad de varias comunidades de la sierra a través de una plataforma que les permite recolectar especies comestibles de hongos, insectos y plantas, y así combatir la desnutrición. El proyecto es parte de la iniciativa “Maestros que dejan huella”.