Qué es resiliencia y cómo salir fortalecido en tiempos de pandemia

Es un término del cual se lleva hablando ya varios años, porque es una habilidad que podemos desarrollar y que es infinitamente útil en momentos de crisis, como el que estamos viviendo hoy.

.

Una vez, Buda le planteó a un estudiante una cuestión sobre el dolor de ser atravesado por una flecha. ¿Sería doloroso ser golpeado por una flecha? ¿Y por dos? Seguramente que lo sería. Buda continuó explicándole a su discípulo el quid de la cuestión, y este era que en la vida no podemos controlar siempre la primera flecha, sin embargo, en la segunda flecha viene la posibilidad de elegir.

Así, una anécdota de Buda sirve para explicar qué es la resilencia y cómo cultivarla puede ayudarnos a salir fortalecidos en estos tiempos de incertidumbre.

La historia la retoman en un texto de la Harvard Business Review, Rasmus Hougaard y Jacqueline Carter, ambos autores de libros especializados en mente y liderazgo, y la utilizan para hacer un símil con la manera en la que nos está golpeando el coronavirus.

El coronavirus es la primera flecha, y junto con esta, las reducciones de sueldo, las caídas de la bolsa, las pérdidas de trabajo, la enfermedad que tiene la capacidad de golpearnos directa o indirectamente. La segunda flecha es la manera en la que reaccionamos ante ello, es decir, nuestra respuesta psicológica y emocional ante la crisis.

La primera flecha no la pudiste esquivar. El mundo no la pudo esquivar. Por supuesto, ninguno de nosotros. Seguimos confinados en nuestra casa o trabajando al mínimo y casi todos con alguna merma de sueldo, la enfermedad misma en nosotros o algún ser querido o, en general, algún perjuicio causado por la pandemia. 

No dejes que el miedo te paralice. La segunda flecha sí la podemos esquivar, según explican los autores. No se trata de no tener malos momentos o de no sentir nuestras emociones, eso es necesario para poder procesarlas. Se trata de la manera en la que nos enfrentamos a ellas. 

Y en ello radica nuestra capacidad de ser resilientes. 

 

¿Qué es la resiliencia?

 

La resiliencia es un término que lleva ya varios años resonando. Se empezó a utilizar originalmente en la Física para denominar la capacidad que tiene un material para ser golpeado y manipulado y volver a su forma original. La psicología tomó prestado el término y lo aplicó para denominar la manera en la que las personas son capaces de reponerse ante eventos traumáticos, ya sea temblores, guerras, la muerte de un ser querido, violaciones, o en este caso, una pandemia.

Es una habilidad, así que hay personas que la tienen ya más desarrollada, mientras que otras tendremos que enfocar nuestros esfuerzos en desarrollarla. Pero justamente esa es una buena noticia: Aunque no la tengamos, existe la posibilidad de desarrollarla.

“La resiliencia es la habilidad de notar nuestros propios pensamientos, desengancharnos de los no constructivos y reequilibrar rápidamente. Esta habilidad se puede nutrir y entrenar”, explican los expertos en mente y liderazgo.

En estos momentos, ser resiliente, entre otras cosas, implica no quedarnos enganchados en todo lo negativo que nos está trayendo esta crisis.

Por desgracia, es muy fácil quedarnos atrapados mentalmente en la desgracia. El número de muertos ha aumentado. Las noticias bombardean una y otra vez sobre la manera en la que los hospitales están acercándose al colapso y en la que la gente está muriendo por esta enfermedad. Nuestra situación seguramente también ha empeorado.

 

Sin embargo, ¿en dónde estamos ahora?

 

Si bien la situación de cada uno de nosotros es distinta, estás leyendo esto, así que probablemente estés sano y en tu casa confinado. Con suerte, con las necesidades básicas resueltas al menos por los próximos días. Quizá habrás perdido el trabajo y tienes muchas preocupaciones sobre el futuro, pero estás vivo.

Concentrarnos en el aquí y en el ahora y tratar de vivir todo esto un día a la vez puede ayudarnos a enfrentar mejor esta pandemia. Momento a momento. Es una técnica que últimamente se ha puesto muy de moda: el “mindfulness”, la capacidad de vivir el momento presente. Y en muchos casos puede ser útil para combatir la depresión y la ansiedad.

En estos momentos, es importante fortalecer nuestra mente, porque esto nos ayudará a regular nuestras emociones, a manejar nuestros pensamientos y a elegir la positividad en vez de la negatividad.

Amy Morin, autora de varios best sellers al respecto de fortalecer la mente, recomienda que identifiques tres cosas por las que estar agradecido. Esto, asegura, tiene un gran impacto en la salud psicológica, ya que aumenta la felicidad y reduce la depresión.

“Haz de la gratitud un hábito diario identificando intencionalmente tres cosas en tu vida por las que estás agradecido. Podría ser tan simple como sentirse agradecido por el agua limpia que sale de tu grifo”, recomienda en un texto para la revista Psychology Today.

Hazlo en cualquier momento o antes de irte a la cama. Agradecer te ayudará incluso a cambiar tu cerebro. Un estudio publicado en la revista NeuroImage demostró que la gratitud es capaz de moldear este órgano y puede desarrollar una sensibilidad neuronal que haga más duradero este sentimiento.

 

Mira por la ventana

 

Los autores del texto de la Harvard Business Review lo recomiendan como una estrategia para desengancharte de los pensamientos negativos y establecerse en una posición más estable en la que sea más fructífero planificar y pensar en soluciones hacia el futuro. De esta manera es más probable que puedas avanzar tanto personal como profesionalmente.

Y otra cosa que resultará muy útil es la de hacer ejercicio. Especialistas en psicología del deporte de la UNAM aseguran que con la actividad física se adquieren habilidades de control emocional necesarias para superar una crisis como la impuesta por el coronavirus.

“Al fortalecer la mente podemos romper la barrera imaginaria que nos ponemos y ser conscientes de lo que podemos hacer. En este sentido, el deporte empodera”, asegura Angélica Larios, esgrimista olímpica y egresada de la Facultad de Psicología. El deporte desarrolla capacidades tanto físicas como emocionales. Por ello, la recomendación es que tengas una rutina diaria y de que si te ejercitabas en exteriores, asumas cuanto antes el cambio de hacerlo en casa.

 

Empieza ya

 

Y no te esperes a sentirte mejor para poder hacer cambios positivos que te lleven a ser la persona que quieres ser. Son momentos difíciles y seguramente piensas que en este momento no eres la mejor versión de ti mismo. Esto probablemente sea verdad. Pero no te dejes caer.

No dejes de lado actuar “como si”.

“Cuando estás triste, puedes encogerte de hombros y mirar al suelo, pero hacerlo te mantiene en un estado depresivo. Pon los hombros hacia atrás y sonríe, y sentirás un impulso instantáneo en tu estado de ánimo”, explica Morín.

Saber qué es resiliencia te ayudará a ser amoroso y comprensivo contigo mismo. Trata de vivir el momento presente y de agradecer aquellas cosas buenas que tienes en este momento, ya sean muchas o pocas. Esto te ayudará a mantener la mente más clara, te permitirá avanzar y no dejar de lado los proyectos y las metas que querías lograr antes de que llegara el coronavirus a transformar la realidad, o incluso, a plantearte nuevas y seguir adelante.

Pin It on Pinterest